GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Motril (Granada) impondrá multas que irán de los 300 a 24.000 euros por consumir o vender bebidas alcohólicas fuera de las zonas habilitadas durante la feria de día para erradicar el botellón, al considerar que las fiestas patronales se «han deteriorando en los últimos años» debido a esta práctica.
El alcalde de Motril, Carlos Rojas (PP), ha manifestado en una nota que ante esta situación se ha optado por dictaminar una serie de normas, que se recogen en un bando municipal, «para garantizar el éxito de la celebración y potenciar el carácter conciliador y de convivencia entre los vecinos y visitantes», de modo que se causen «las mínimas molestias posibles» a los vecinos que habitan en el entorno donde se celebra la feria.
Entre las medidas adoptadas por el Ayuntamiento motrileño, se encuentra la de multar con hasta 300 euros la permanencia y concentración de personas para consumir bebidas fuera de las zonas permitidas, en este caso, el recinto de las barras autorizadas de la feria de día.
Asimismo, serán catalogadas como una «infracción grave», con multas de entre 301 euros hasta 24.000 euros, «las actividades comerciales de aprovisionamiento de bebidas mediante encargos realizados por vía telefónica o cualquier otro medio, y la venta de bebidas alcohólicas por parte de establecimientos de hostelería».
Abandonar o arrojar fuera de los puntos de depósito de basuras los envases y restos de bebidas será multado con hasta 300 euros, misma cantidad con la que se sancionarán la realización de necesidades fisiológicas en la vía pública y fuera de los servicios habilitados al efecto, y el consumo de sustancias alcohólicas por menores de dieciocho años.
Tampoco se permitirá el consumo de bebidas en envases de cristal, ni el uso de elementos que «puedan poner en peligro la seguridad ciudadana», lo que supondrá una multa de hasta 300 euros.
La comisión de estas infracciones podrá conllevar la imposición de otras sanciones, como la incautación de los instrumentos y efectos utilizados para la comisión de las infracciones y la suspensión de las licencias de apertura y autorizaciones municipales para los establecimientos que incumplan las citadas normas, añade la nota.
El alcalde de Motril ha indicado que con este bando se velará por una «perfecta convivencia ciudadana» y el mantenimiento de un «ambiente de celebración, de buena imagen y gran calidad», por lo que advirtió que el consistorio «empleará todos sus mecanismos y será sumamente riguroso para su cumplimiento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí