GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Granada manifestaron hoy su preocupación ante la posibilidad de que se reduzca «por la crisis» el consumo de aceite de oliva en la campaña 2007/2008, en la que la provincia de Granada aportará 87.000 toneladas, un 9 por ciento más que en la pasada temporada.
El secretario General de UPA-Granada, Nicolás Chica, explicó en una nota de prensa que las ventas de aceite de oliva virgen extra han bajado durante el presente año un 7,6 por ciento, un descenso que, a su juicio, puede ser más pronunciado en los próximos meses «a causa de la situación de crisis que vive el país».
Chica también manifestó su preocupación por el comportamiento del precio, que actualmente ronda los 2,31 euros el kilo, «un precio similar al que percibía el agricultor en 1989», cuando el precio de los insumos en la agricultura mantenían «una cierta correlación con los precios de los productos agrarios.
Así indicó que esta situación de «incesante alza» en los costes de producción y la baja cotización del precio del aceite de oliva está «llevando al límite de la rentabilidad en el olivar, especialmente en las zonas cuyas explotaciones son de bajo rendimiento productivo».
Por todo ello, UPA-Granada ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, así como a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía que se ponga en marcha una campaña de promoción del aceite de oliva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí