El sector de la hostelería es el que más caudal y carga contaminante aporta en su conjunto, un total del 37 por ciento
GRANADA, 02 (EUROPA PRESS)
La Empresa Municipal de Aguas de Granada (Emasagra) analizó hasta julio de este año los vertidos de 2.883 empresas, de las que menos de la mitad, un total de 764, han sido autorizados por cumplir los parámetros estipulados en la Ordenanza Municipal de Vertidos.
El resto reciben de Emasagra las indicaciones y asesoramiento necesario para que mejoren la calidad de sus vertidos, ya que el no hacerlo «repercutirá en su factura del agua», según explicó a Europa Press el director-gerente de la empresa municipal, Antonio Navarro, quien informó de que a este tipo de entidades se les hace un seguimiento periódico, que llega a ser incluso mensual en función de su actividad.
Aunque este tipo de vertidos no suponen un riesgo para la salud de la población –ya que no pasan por la red de abastecimiento sino que van al alcantarillado que los lleva hasta las depuradoras– Emasagra ha efectuado «un importante esfuerzo inversor» en los últimos años para hacer más eficiente este control.
Así, en la actualidad existen 34 estaciones de control para equipos móviles –toma muestras y sondas multiparamétricas, entre otros– y cinco estaciones automáticas que se ubican en los distintos colectores y que ofrecen datos a tiempo real sobre la calidad del agua que va a la red de alcantarillado.
«En cuanto una de estas estaciones detecta un vertido da la señal de alarma a nuestro equipo», comenta Navarro quien se congratuló de que cada año se logren caracterizar a 800 nuevas empresas de la provincia para conocer el tipo de vertido que va a realizar en función de su actividad.
En total, Emasagra tiene inventariadas a unas 12.095 entidades de todo tipo que son «potencialmente contaminantes por su actividad», entre ellas hay cinco grandes empresas que son las que más vertidos aportan al caudal, tres del sector alimentario, una del químico y otro del farmacéutico, «todas ellas con sistemas de depuración o en vías de solución»
LA HOSTELERÍA CONTAMINA
Sin embargo el gerente de Emasagra aseguró que el sector que más caudal y carga contaminante aporta en su conjunto es de la hostelería, con dos tipos fundamentales de vertido, los de carácter orgánico, a raíz de la preparación y restos de alimentos, y por otra los derivados de limpieza.
Así, la hostelería en Granada supone el 37 por ciento del caudal vertido afectado por la ordenanza municipal, mientras que un 46 por ciento de estas empresas cumple con los parámetros estipulados en este documento.
El gerente de Emasagra aludió a las campañas de concienciación como una de las mejores herramientas para luchar contra los vertidos contaminantes en este sector y anunció, en este sentido, que el próximo septiembre está previsto desarrollar un cursillo, en colaboración con la Federación de Hostelería de Granada, dirigido a formar a los hosteleros sobre las medidas que pueden tomar para mejorar la calidad de sus vertidos
«Queremos explicarles que hay otros métodos para eliminar la comida al margen de los trituradores que van al alcantarillado, informales de los puntos dónde pueden depositar su aceite usada, de la existencia de detergentes que no contaminan y en general acabar con el desconocimiento que existe en el sector sobre este asunto», comentó.
Paralelamente a las actuaciones de control, Emasagra está desarrollando otros trabajos, como la sectorización de la red de saneamiento por cuencas de vertido para el mejor conocimiento y control de la calidad de las aguas residuales vertidas a los colectores.
Además, está efectuando un estudio de la calidad de los vertidos domésticos para conocer su aporte de carga contaminante al saneamiento municipal, de cara a adoptar medidas en caso de que fuera necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí