GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
El consejero delegado de la Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada, Emasagra, Sebastián Pérez, advirtió hoy de que el aumento de los costos supondrán un incremento en los recibos del agua y, aunque no especificó esa futurible subida, incidió en que se seguirá penalizando el mayor gasto y bonificando un menor consumo.
Así, explicó en rueda de prensa que la empresa ha de afrontar un aumento del 27 por ciento en gasto en energía eléctrica, necesaria para la extracción de agua de los pozos, con lo que el incremento en la factura tendrá el objetivo de «equilibrar» el presupuesto de la compañía que, de no hacerlo así, podría verse abocada a la quiebra, según apuntó Pérez.
De igual modo, criticó que el año pasado «algunos grupúsculos» alertaran de una subida del recibo en un 12 por ciento, cuando, según explicó, un ciudadano de un consumo de unos 20 metros cúbicos tuvo entonces una subida de tan sólo 0,60 céntimos, una cantidad «que no castiga ni fustiga a nadie».
Pérez señaló que la tramitación de las tarifas para el año 2009 «va a ser exactamente la misma que en años anteriores», cuando ha contado con el voto a favor del PSOE y la abstención o el voto negativo de IU, según recordó. Sin embargo, incidió en el hecho de que los interlocutores «no son los mismos» y advirtió de que la consejera de administración del PSOE, Carmen García Raya, podría «romper» la unidad del agua.
«Los nuevos interlocutores tienen ahora menos cabeza y creo además que el PSOE va a dar un quiebro en temas del agua. Espero equivocarme, pero a raíz del último congreso tienen la estrategia política de tirar a todo. Hasta ahora el agua había quedado fuera del debate político, pero parece que ha entrado», mantuvo Pérez.
INVERSIÓN EN 2008 DE 4,4 MILLONES DE EUROS.
Por otro lado, el gerente de la compañía, Antonio Navarro, informó de que, aunque Emasagra había previsto una inversión para 2008 de unos cuatro millones de euros, ésta se verá incrementada finalmente en 400.000 euros más.
Así, según explicó, hasta junio las obras ejecutadas en abastecimeinto y saneamiento y en la planta de tratamiento ya superan el millón y medio de euros, a lo que se suma las que están en ejecución, que ascienden a 677.000 euros y la previsión de otros 2.159.000 euros más para el segundo semestre.
Entre las obras más importantes destacan la renovación de las redes de Pedro Antonio de Alarcón, aprovechando su reforma, y la del saneamiento en la calle Real de Cartuja. Del mismo modo, Emasagra ha previsto, junto con las obras que acomete el Ayuntamiento, realizar trabajos de mejora de la red de saneamiento en el Albaicín y la Alcaicería.
En resumen, las actuaciones que se han realizado han sido en un 39 por ciento en agua, en un 36 en saneamiento, en un 13 por ciento en depuración, y en la planta de tratamiento de agua potable en un 12 por ciento.
En cuanto a las actuaciones en medio ambiente, Emasagra ha reformado en los primeros seis meses de años los pozos de emergencia, que ascienden ya a doce y que han supuesto un ahorro energético de 150.000 kilovatios al mes, que equivale a 1.224 toneladas de CO2 al año que no se han emitido.
En la planta de tratamiento de agua potable se han acometido además mejoras, como el lavado de filtros y decantadores, que han supuesto un ahorro de 72.000 metros cúbicos al mes, que, al no ser extraídos, han conllevado una no emisión de 587 toneladas de CO2 al año.
Por otro lado, a consecuencia de la sequía, Emasagra hace una campaña intensiva de búsqueda de fugas, actuando sobre todo en el área metropolitana, que ha supuesto un ahorro de 1,7 hectómetros cúbicos al año al evitar pérdidas de agua, 1.040 toneladas de CO2 al año menos.
En total, las tres actuaciones mencionadas, han conllevado un ahorro de 2.584.000 metros cúbicos al año o 2.851 toneladas de CO2 menos al año, lo que evidencia que Emasagra «vela por el medio ambiente», según resaltó Navarro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí