GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
La Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (Fandas) ultima los trámites legales para repatriar mañana vía aérea el cuerpo de la niña saharaui que el pasado jueves falleció ahogada en la piscina de un hotel de Almuñécar (Granada), donde estaba de vacaciones con su familia de acogida, de Linares (Jaén).
Así lo informó hoy a Europa Press el presidente de Fandas, Francisco José Guerrero, quien indicó que está previsto que el cadáver de la niña de siete años salga mañana por la mañana en vehículo desde Granada con destino al aeropuerto madrileño de Barajas, desde donde será trasladada a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia).
«Estamos cerrando los últimos trámites para la repatriación, ya que para esto hay mucha burocracia», explicó Guerrero, quien hizo un llamamiento a la tranquilidad, al considerar que «esta desgracia, a la que se une la tragedia del exilio y del refugio del pueblo saharaui, forma parte de un hecho aislado y singular».
Recordó así que el programa de «Vacaciones en paz», por el que familias españolas acogen durante los meses estivales a niños saharauis, como era el caso, «lleva funcionado muchos años, tiempo en el que lo normal ha sido que no se hayan producido este tipo de situaciones».
El suceso se produjo el pasado jueves, cuando el Centro de Coordinación de Emergencias recibió sobre las 14.30 horas una llamada en la que una persona alertaba de que la niña permanecía inconsciente junto a la citada piscina pero, cuando los sanitarios llegaron al lugar, no pudieron hacer nada por salvar su vida.
Pasadas las 16.00 horas, la Guardia Civil fue avisada, tras lo que comenzó a investigar las circunstancias en las que se produjo el incidente, por el que la madre de acogida tuvo que ser trasladada al Hospital Santa Ana de Motril con un ataque de ansiedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí