12 Julio 2008
La apertura de Festival Jazz en la Costa, que durará hasta el día 19 en Almuñécar (Granada), correspondió a la sublime cantante afroamericana, Dianne Reeves. La cantante de Detroit posee una poderosa voz contra-alto, un amplio registro y un swing devastador. Junto a esas facultades derrocha saber estar escénico, amabilidad y simpatía, logrando una gran conexión con la audiencia casi desde el primer minuto. Público que había agotado las localidades del recinto del parque El Majuelo con varios días de antelación y que estableció con la vocalista una excepcional comunicación. Desde el brasileño «Triste» con el que comenzó su concierto quedó muy claro que aunque en la actualidad hay muchas chicas de éxito que se han arrimado a la calidez del jazz, ella juega en niveles muy superiores, los de las divas clásicas, las míticas Vaughan, Aretha o Ella Fitzgerald. Desde su descubrimiento por el trompetista Clark Terry se ha consolidado como «gran dama» jazzística, ha ampliado su colección de Grammys y ha pasado dos días con George Clooney para hacer la película «Buenas noches y Buena suerte», algo que nunca deja de recordar en concierto como una experiencia «muy especial».
Sin aspavientos ni divismo gratuito salió a escena con una sencillez impropia de su voz, distanciándose considerablemente de lo que se puede escuchar en sus discos ya que ella lo reconstruye cada noche como enorme improvisadora que es. Diane Reeves recupera valores que parecían olvidados, como los infinitos recursos a la hora de improvisar, su voz potente y recia, sus cambios de tono y ritmo, y sus maneras dramáticas de interpretar añaden valores actorales a sus actuaciones, no en vano ella recordó que las vivencias de sus canciones tiene que compartirlas «para poder cantarlas», como es el caso de «Just My Imagination» y «Loving you» dos homenajes a la banda sonora de su infancia a cargo The Temptations y la malograda Minnie Riperton; dos de las piezas que como el animoso blues «Today Will Be a Good Day» (inspirado en los consejos que le daba su madre de niña) forman parte de su último disco «When You Know», que fue el que presentó en Almuñécar, un disco de canciones de amor de todos los tiempos y estilos. De ese disco sonaron, la canción titular, «Once iLoved» y «Social Call».El público sexitano estuvo a la altura de las circunstancias haciendo salir a la cantante en dos ocasiones al escenario, de donde por fin se bajó tras un concierto de setenta minutos, breve pero intenso y rematado con un clásico como «Summertime».
Hoy sábado Jazz en la Costa continúa con la presencia del bajista israelí Avishai Cohen. Nació en Jerusalén, en 1971, e inició su formación de pianista siendo niño. Tras pasar una larga temporada en Estados Unidos para continuar estudios de piano y bajo eléctrico, regresó a Israel para estudiar en la prestigiosa academia Music & Art. Academy con el profesor Michael Klinghoffer, quien le introdujo en el mundo de la música clásica. Ya en Nueva York, en 1996, Danilo Pérez lo llama para grabar Panamonk, su primer trabajo discográfico. Después de unas cuantas colaboraciones como músico de sesión, en 1998 edita su primer álbum: Adama, en el que participaron todos los músicos con los que había trabajado antes: Brad Mehldau, Danilo Pérez o el propio Corea. Su siguiente paso fue el grupo Origin formado por él, Jeff Ballard y Chick Corea. Cohen, de inspiración heterodoxa, demuestra en sus interpretaciones una afinación técnica increíble, un dominio de los ritmos y una sabia armonía con el resto de los músicos que hacen que sea uno de los instrumentistas más solicitados por los mejores músicos del jazz actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí