GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
El secretario general del PP en Granada, Antonio Ayllón, volvió a exigir hoy a la Junta de Andalucía que retire las competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Armilla (Granada), después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya rechazado el recurso presentado por la Administración Autonómica, que solicitaba la paralización de uno de los planes parciales que afectan a la construcción del Centro Comercial Nevada.
«Es vergonzoso que una administración que tiene que ser neutral con todos los andaluces actúe como ha actuado la Junta de Andalucía», señaló en rueda de prensa Ayllón, que calificó de «tirón de orejas» para el PSOE el auto del Alto Tribunal Andaluz.
En su opinión, el TSJA «ha venido a avalar» lo que el PP ha dicho en ocasiones, que ha habido «un silencio cómplice» por parte de las delegaciones de la Junta, un comportamiento «extraño» que, según incidió, «no han tenido con otros ayuntamientos», lo que indica que «ha habido doble vara de medir».
«El TSJA lo que dice es que se ha mirado hacia otro lado. Le dice además a la Junta que le dio un cheque en blanco al Ayuntamiento de Armilla», por lo que le insta «ahora a no reclamar ese cheque». En ese sentido, dudó de la «credibilidad» de la entonces delegada del gobierno andaluz en Granada, Teresa Jiménez, y al actual alcalde de Baza y en esa época delegado de Obras Públicas, Pedro Fernández, a los que les instó a «dar explicaciones» de «por qué no han actuado como marca la Ley».
Ayllón señaló asimismo que «no creo que los técnicos de las delegaciones sean tan torpes ni que los políticos no lo vieran. Es una vergúenza que el propio TSJA le tenga que decir a la Junta que si usted ha delegado competencias por qué le pide ahora explicaciones».
En opinión del PP, la retirada de competencias urbanísticas al Ayuntamiento de Armilla estaría justificada ya que la construcción del centro habría afectado a la Vega y habría provocado la pérdida de equipamientos, además de haber reducido un vial de 25 a 15 metros. «Esta reducción ha producido que la estación de metro se haya tenido que desplazar a otro lugar», argumentó Ayllón.
A juicio del dirigente «popular», el motivo por el que la Junta de Andalucía «no actúa» en la localidad «a lo mejor responde» a que «el clan de Armilla tiene demasiada fuerza, demasiado poder en todo lo que sustenta al PSOE». Para Ayllón, este «clan» estaría formado por el ex alcalde José Antonio Morales Cara, el ex edil de Urbanismo Gabriel Cañavate y Gerardo Sánchez, actual alcalde de la localidad, todos del PSOE.
«Con ellos se ha hecho evidente la doble vara de medir del PSOE. El Ayuntamiento de Armilla puede aprobar un plan aunque esté mal y aunque no sea legal, porque la Junta va a mirar hacia otro lado», manifestó.
Sobre las competencias urbanísticas que en la actualidad siguen en manos del Ayuntamiento, Ayllón señaló que «son pocos» los ayuntamientos que tienen «esas delegaciones». En este sentido, recordó las actuaciones de la Junta de Andalucía en localidades como Almuñécar o Marbella, y pidió el mismo trato para todos los ayuntamientos andaluces.
De igual modo, preguntó a la Administración Autonómica por qué no ha tomado decisiones, ha «mirado a otro lado» y «ha esperado seis años» para revocar el acuerdo plenario, cuando es la «competente» en ese asunto, por que consideró «lo suficientemente grave» lo sucedido, como para actuar, en contra de lo que tildó de «pasividad sospechosa» de la Junta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí