GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido al propietario de una plantación de marihuana que compartía terreno con sus hortalizas, en una finca del término municipal de Olivares-Moclín, en Granada, por lo que está acusado acusado de un delito contra la salud pública.
Los agentes descubrieron 15 plantas de marihuana en un invernadero dedicado exclusivamente a su cultivo y posteriormente otras tres plantas más en otro invernadero cercano compartiendo terreno y cuidados con las hortalizas mencionadas, informó el Instituto Armado en una nota.
Esta actuación se originó cuando una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Granada se personó ayer por la mañana en la finca para realizar una inspección rutinaria del uso de productos fitosanitarios.
Una vez en el interior, después de que el propietario les hubo franqueado la puerta, los guardias civiles vieron los dos invernaderos y observaron con sorpresa que uno de ellos estaba lleno de plantas de marihuana y que en el otro, junto con los tomates, había algunas plantas más. Todas ellas fueron arrancadas y decomisadas.
Las 18 plantas pesaron algo más de 90 kilos y han sido trasladadas hasta la Comandancia. No obstante, ahora hay que dejarlas secar y arrancarles luego las hojas y las flores para saber, una vez secas, exactamente la cantidad de droga decomisada, así como mandarlas examinar en un laboratorio para conocer el grado de toxicidad.
El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena se hizo cargo tanto de la droga como del detenido y de la instrucción de las diligencias por un delito contra la salud pública por el cultivo de sustancias estupefacientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí