GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
El PP ha presentado ya recurso de apelación a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Granada que le retiró la presidencia de la Mancomunidad de la Costa Tropical en favor de la candidatura socialista.
El alcalde de Motril (Granada), Carlos Rojas (PP), fue designado para el puesto el 30 de noviembre después de una segunda votación por la diferencia de un voto, ya que la primera, que daba al socialista Gonzalo Fernández Pulido la presidencia, se anuló al haber encontrado una papeleta «de tamaño inferior a las oficiales», anulación que la juez consideró, tras el recurso presentado por el PSOE, que no ha lugar ya que en este tipo de elecciones no existe modelo oficial de papeleta.
Es precisamente este punto el primero de los rebatidos en el recurso presentado, al que tuvo acceso Europa Press, ya que, según se sostiene en el mismo, desde la primera sesión constitutiva de la Mancomunidad, el 23 de noviembre de 1992, se ha utilizado el mismo modelo, algo confirmado además por la propia entidad, según se indica en el escrito.
«En las cinco sesiones constitutivas que se han vivido siempre se ha utilizado un único modelo de papeleta y, por tanto, han sido 195 vocales-concejales –39 en cada una de las cinco corporaciones constituidas– los que la han usado», señala.
Por otro lado y, en contra de lo que constaba en la sentencia acerca de que la segunda votación estaba «no revestida de las mismas garantías al vulnerarse el deber de secreto», el PP argumenta que, si bien es cierto que algunos vocales sí mostraron su voto en esa segunda vuelta, «no puede llevar al Juzgado a concluir que ello provocó el cambio de voto, dados los pactos previos alcanzados entre los distintos partidos políticos», ya que se trata de una afirmación «sin elemento probatorio que la avale».
Sin embargo, en el recurso, el PP entiende que la verdad material «sí que se ha visto distorsionada con el procedimiento judicial recaído», ya que «se va a dar la paradójica situación de que va a tomar posesión como presidente de la Mancomunidad un vocal que no cuenta con la mayoría de los miembros de la Junta General y que tanto el vicepresidente primero como el segundo son de la opción política contraria al presidente».
«No es fácil imaginar la inoperatividad del funcionamiento de los órganos de gobierno de esta administración, provocada, precisamente, por materializar una distorsión de la realidad, como es el hecho de conceder al actor el cargo de presidente, cuando lo cierto es que no cuenta con mayoría real para ello», se argumenta.
Por todo lo anterior, el PP pide que se revoque la sentencia recaída, estimando el recurso presentado, y «declarando expresamente que no ha existido vulneración del derecho fundamental del actor a la participación política».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí