GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
Medio centenar de piquetes informativos bloquean las puertas de CLH en Motril (Granada) desde las cuatro de la madrugada, con la reivindicación de que el Gobierno imponga «unas tarifas mínimas para los servicios porque tal y como está la situación les cuesta el dinero trabajar».
Según hoy a Europa Press uno de los integrantes del piquete, José Carlos Robles, miembro de la Cooperativa Motrileña de Transportes (Comotrans), «los dos únicos camiones cisterna que han cargado sus cubas esta mañana en la Instalación Portuaria de Almacenamiento de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH en Motril) continúan dentro de la factoría.
Los manifestantes, que no portaban siglas de ningún sindicato, impidieron que un convoy de nueve camiones cisterna de la compañía distribuidora Jilosa, escoltados por la Policía Nacional, entraran a la instalación de CLH para cargar combustible.
Las principales empresas de distribución de hidrocarburos que operan en las dos plantas de Motril, CLH y Cesicar, han secundado el paro, salvo las subcontratadas por la petrolera Cepsa, como denunciaba Miguel García, un transportista en la barricada.
García también comentó que todos los camiones que han circulado por las carreteras «han sido invitados a sumarse a la movilización y están aparcados en campas vigiladas junto a nuestros vehículos».
Por su parte, fuentes de la Guardia Civil confirmaron que algunos transportistas han sufrido daños en sus camiones, como «pilotos y faros rotos» durante la intervención de los piquetes. Algunos manifestantes han llegado a enfrentarse a los agentes del instituto armado en Salobreña, según comentaron las mismas fuentes.
Uno de los conductores de los vehículos bloqueados dentro de CLH relató que tenían órdenes de su empresa de seguir con el «trabajo habitual de todos los días», mientras que otros de los manifestantes, conductor de la empresa de Transportes Pantoja SL, comentó que tienen «órdenes superiores para no dar ningún viaje mientras no se desconvoque la huelga».
Las dos plantas de almacenamiento de hidrocarburos de Motril, CLH y Cesicar, surten a las gasolineras de las provincias de Málaga, Jaén, Córdoba, Almería y Granada «por lo que se convierten en un punto estratégico para los huelguistas para desabastecer las estaciones de servicio», según indicaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.
EXPLOTACIONES PARADAS.
Los transportistas calculan que hay medio millar de camiones secundando la huelga en la Costa Tropical. Las principales empresas afectadas son las productoras y distribuidoras de la producción agrícola de la comarca.
El presidente de la Asociación de Empresarios de la Costa Tropical (AECOST), Jesús García, ha comentado que «la actividad está paralizada en los diferentes almacenes, y desde el viernes no se carga mercancía alguna para su envío a los destinos comerciales».
La situación es «muy delicada» según explica el administrador-gerente del Grupo «La Caña», ya que «el perjuicio del parón en el sector del transporte repercute directa y principalmente sobre las economías de cientos de agricultores de toda la zona, pues están recogiendo frutos y hortalizas sólo cuando ya es totalmente necesario hacerlo, con la esperanza de poder venderlo y, si finalmente no es posible, no quedaría más opción que tirarlo, al ser productos perecederos», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí