GRANADA, 06 (EUROPA PRESS)
El representante del grupo municipal socialista en el Consejo Rector de la Fundación Albaicín, José María Rueda, criticó hoy «el caos y desorden económico en el que el PP está sumiendo a esta entidad», al considerar «incomprensible» que se reconozca un superávit de 1,6 millones de euros en la liquidación del presupuesto de una fundación con financiación externa condicionada.
«Esta crítica es aún más contundente cuando se admite, por parte de la Comisión Ejecutiva de la fundación, que 1,4 millones de ese superávit se empleará en el arreglo de calles del centro», indicó hoy en rueda de prensa el edil socialista, quien criticó el «mal uso» del dinero que ha recibido la Fundación Albaicín de fondos europeos para la regeneración, precisamente, del Albaicín.
«El que pide una subvención para un polideportivo no se lo puede gastar en una casa de la cultura», indicó Rueda, que manifestó su intención de seguir investigando porque «gastarse el dinero público en objetivos distintos a los previstos significa malversación de fondos».
El grupo socialista indicó que «nadie se cree, a estas alturas, que no sea necesario gastarse 1,6 millones de euros en la regeneración urbana del Albaicín», por lo que califican de «gravísimo» el hecho de que el Ayuntamiento, «tal y como está el barrio, no haya sido capaz de gastarse casi dos millones de euros en arreglarlo».
«Esta circunstancia es, en opinión de Rueda, «más enigmática», si se tiene en cuenta que el gobierno municipal admite que el Albaicín tiene necesidades que cubrir, «ya que ha vuelto a realizar otra petición de fondos europeos para intervenir en este barrio».
Para el PSOE, la causa de que ocurran estos hechos es que, «aunque el gobierno del alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado (PP) no lo reconozca», las partidas ordinarias de la Gerencia de Urbanismo, «están temblando».
El edil se preguntó qué intervenciones han dejado de hacerse en el Albaicín para invertir los recursos en mejoras de las calles del centro y afirmó que el Consistorio utiliza la Fundación como una fuente de financiación para obras que están en cualquier barrio de la ciudad menos en el Albaicín.
Por último, Rueda advirtió al alcalde «que esta forma de actuar puede tener consecuencias, ya que, la financiación europea no puede utilizarse como caja única» y señaló que «el Ayuntamiento va a tener dificultades para justificar el destino de las inversiones, por lo que se le podría exigir la devolución de estas ayudas», añade la nota.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí