GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El presidente de la sociedad Desarrollo Industrial y Tecnológicos de Marruecos (Ditema), Ramón Arenas, ha viajado a Marruecos para firmar hoy con representantes del Gobierno alauita y del Ministerio de Industria español el convenio para la puesta en marcha del mayor parque empresarial del país del norte de África, que se instalará en Tamadroust, en la región de Settat, a unos 50 kilómetros de Casablanca.
Así lo explicó recientemente a Europa Press Arenas, quien señaló que éste es el «punto de partida» para que el futuro «Login Park Maroc», con una superficie prevista de 4.022.326 metros cuadrados, cuente «con todas las bendiciones» para comenzar los trabajos, que se prevé que sea antes de final de año, si bien se estima que en dos años sea cuando esté terminada la urbanización y algunas empresas instaladas.
Aunque en un principio se han sumado al proyecto 65 empresas, el 80 por ciento de ellas granadinas y el resto de Murcia, Málaga, Sevilla y Almería, Ditema amplió su capital el pasado 15 de julio con el objetivo de que se incorporen unas 150 empresas europeas, según las estimaciones de la sociedad, que cuenta con un presupuesto, sólo para la urbanización del parque y la compra del terreno, 80 millones de euros.
El Parque «Login Park Maroc» diseña una gran ciudad donde se integran los usos industrial y residencial en perfecta armonía sin solución de continuidad y respondiendo a los esquemas tradicionales de la ciudad clásica que se desarrolla en torno a un centro cívico.
Se trata de diseñar un centro administrativo, comercial y tecnológico que se ofrece por igual para una y otra actividad, con grandes espacios libres que faciliten el diálogo, la reunión y el deambular peatonal entre edificios.
El proyecto pretende articular un centro administrativo, cultural y social que sirva de referencia para el resto de la ciudad. En esa parte del desarrollo propuesto se localizarán instalaciones comunes tales como la sede social, salas de reunión, actos o conferencias, salas VIP, salas de prensa, auditorio, área de exposiciones o biblioteca, entre otros.
ZONAS COMERCIALES, HOTELES Y HELIPUERTO.
Está previsto que el parque cuente con un centro de asistencia sanitaria, farmacia, centro infantil y servicios sociales, zonas comerciales, restauración, hoteles y helipuerto.
En la zona de uso común se instalarán edificios administrativos que compartirán las instalaciones, laboratorios, oficinas, institutos y centros de investigación, centros de empresas y centros tecnológicos.
La actividad industrial se dividirá en tantos sectores como las necesidades actuales requieren. Así pues, habrá suelo denominado Industrial Extensivo, más de 500.000 metros cuadrados, destinado a aquellas empresas que requieren una gran superficie de parcela. Su ocupación en planta será tal que origine la aparición de espacios libres privados de gran consideración para dar una imagen poco densa.
Con estos mismos criterios, pero con menor superficie, se plantea el suelo Industrial Intensivo, cerca de 500.000 metros cuadrados, para aquellas pequeñas o medianas empresas. Se agruparán gremialmente al igual que en el Extensivo, para su mejor localización y facilitar otros aspectos comerciales.
El proyecto pretende desarrollar además en esta zona el denominado Centro de incubadora de empresas, si bien, por sus características puede tener cabida en otras zonas del Parque.
El Parque implantará una Plataforma Logística, conocida habitualmente como Puerto Seco, de más de 260.000 metros cuadrados, y junto a la misma se diseñará una gran superficie destinada a aquellas empresas de actividad exclusivamente logística.
INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO INDUSTRIAL.
Las empresas dedicadas a la investigación y al desarrollo industrial tendrán su lugar en la zona central junto a la zona administrativa, financiera y la comercial, aunque diferenciándolas por sectores.
Asimismo, se destinarán 433.000 metros cuadrados a zona residencial, en la que se construirán viviendas plurifamiliares, unifamiliares y aisladas, a los que se sumarán 382.000 metros cuadrados de espacios libres y 49.000 y 48.000 a parque ecológico y complejo deportivo respectivamente.
La idea, según explicó Arenas, surgió después de que algunas empresas granadinas que ya trabajaban con Marruecos decidieran adoptar juntas alguna medida para su implantación definitiva en el país, pero a lo que «por miedo» no se atrevía a emprender en solitario. Así, Arenas, que cuenta con la experiencia de trabajar en el país con «Pollos Arenas» desde 1992, decidió junto con otras ocho empresas más emprender el proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí