GRANADA, 03 (EUROPA PRESS)
El cese voluntario del encierro que una veintena de jóvenes han protagonizado durante tres semanas en un aula de la Facultad de Ciencias del Trabajo permitirá retomar la normalidad en el centro, que durante este tiempo ha recibido diversas quejas de estudiantes y trabajadores por la situación de insalubridad en algunas zonas.
Según informaron a Europa Press fuentes de la Universidad de Granada (UGR), el abandono del encierro se produjo en la madrugada de ayer y de forma voluntaria por parte de los jóvenes, de modo que no fue necesaria la intervención policial.
El abandono del encierro, comenzado en protesta por el Plan Bolonia, se produjo a raíz de la intervención del rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, quien trasmitió a los jóvenes su intención de «tomar medidas más serias, como el desalojo, si persistía esta situación», señalaron las mismas fuentes, que indicaron que el equipo de gobierno ha llegado a un acuerdo para cederles un aula alternativa a las actividades docentes.
Los jóvenes, que decidieron abandonar el centro en asamblea posterior, han dejado en el aula diversos enseres, como colchones y sacos de dormir, que deberán recoger en las próximas horas. Posteriormente, la Facultad procederá a la desinfección y desinsección del centro, ya que han vivido estas semanas con sus animales en el recinto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí