GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
El Ministerio Fiscal ha solicitado dos años de cárcel para un hombre, de iniciales O.H.J. de 35 años, que con un virus estafaba a usuarios de banca on-line al ordenar transferencias desde sus cuentas a otras internacionales para lo que se valía de otra intermedia, que era suya, y en la se reservaba un tanto por ciento de la gestión.
Está acusado de un delito de estafa y alternativamente de blanqueo de capitales por lo que el Ministerio Público pide además de la pena de cárcel una multa de 7.200 euros y que indemnice al estafado en la totalidad de la cantidad defraudada, 3.324 euros. El juicio está previsto que se celebre el próximo 20 de junio en la Audiencia Provincial de Granada.
Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado, con «ánimo de ver incrementado de forma ilícita su patrimonio», se puso de acuerdo con tres personas, que no han sido identificadas, para mediante un virus informático conocido como «troyano» hacerse con los datos bancarios de otras personas que operaban por la red.
Así, accedía a sus claves secretas de acceso a banca on-line y mediante la suplantación de la firma electrónica de su titular ordenaba sin el consentimiento de estos sucesivas transferencias electrónicas contra sus cuentas corrientes.
Para ello realizaba transferencias internacionales desde cuentas intermedias y en virtud de ellas se remitía el dinero al extranjero por vía «Western Union» en este caso, reservándose el titular de la cuenta intermedia –acusado– el tanto por ciento por su gestión.
En concreto, defraudó a la cuenta de I.V.B., vecino de Armilla (Granada), la cantidad de 3.324 euros, al transferirla a su cuenta intermedia y de ahí, tras descontar su comisión y gastos, el resto a otra a través de «Western Union».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí