GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) pide hasta 27 años de cárcel para seis acusados por asaltar dos casas en distintos días, en los municipios granadinos de Las Gabias y Benamaurel, haciéndose pasar por agentes de Policía.
Se trata de los identificados con las iniciales M.A.S.M., M.F.M.N., A.G.B., F.J.M.R., M.M., y H.B., para los que el Ministerio Fiscal pide además multas de hasta 2.400 euros.
Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, M.A.S.M. alquiló el 13 de junio de 2006 un vehículo en Fuengirola para que el resto de los acusados pudieran vigilar una casa en la urbanización Los Chopos, en Las Gabias. Cuando uno de sus propietarios regresaba a su domicilio el pasado 21 de junio de 2006 y, mientras aún permanecía en el interior de su vehículo, M.F.M.N. le exhibió una especie de placa, haciéndose pasar por policía, portando además una pistola simulada.
Posteriormente, lo condujo al interior del garaje de la vivienda que había abierto con el mando a distancia para golpearle allí con la pistola y, después de que la víctima pidiera ayuda, acudió al lugar su mujer, a la que cogieron por el cuello, según el fiscal, por los acusados F.J.M.R., M.M. y A.G.B.
Éstos le exigieron que abriera la caja fuerte o que «le cortarían un dedo a su esposo». Así, llegaron a apoderarse de 65.000 euros y joyas valoradas en 20.000. De igual modo cortaron el cable del teléfono y les amenazaron con matarlos y hace explotar una bombona de butano si avisaban a la Policía antes de diez minutos. El hombre sufrió lesiones leves por las que requirió asistencia médica y que tardaron en curar 14 días.
Posteriormente, el 22 de julio del mismo año, los acusados M.M.N. y F.J.M.R., A.J.B., M.M. y H.B. se personaron en otro domicilio, en Benamaurel, y, tras hacerse pasar uno de ellos por sargento de la Policía, con carnet y pistola simulada, obligaron a su propietario a entrar hasta el salón, donde le maniataron y le taparon la boca para golpearle después hasta dejarlo inconsciente.
En ese momento, los acusados aprovecharon, según continúa el escrito, para apoderarse de numerosos efectos, si bien en su huida fueron sorprendidos por la Guardia Civil, que les indicó que se detuvieran.
Sin embargo, embistieron de forma violenta el vehículo oficial lesionando a los agentes, que requirieron tratamiento médico. En su huida provocaron diversos daños materiales en otras viviendas y vehículos.
El fiscal los acusa por el primer día de haber cometido un delito de robo con violencia, de allanamiento de morada, usurpación de funciones públicas, tenencia ilícita de armas, detención ilegal y una falta de lesiones.
Por el segundo día, están acusados de haber cometido un delito de robo con violencia, de allanamiento de morada, usurpación de funciones públicas, tenencia ilícita de armas, detención ilegal, atentado, daños y una falta de lesiones.
El juicio está previsto que se celebre el próximo 18 de junio en la Audiencia Provincial de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí