GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)
El hasta hoy portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, Javier Torres Vela, consideró hoy que su renuncia y su retirada definitiva de la política, tras 30 años en la actividad pública, será «positiva» para el socialismo en Granada, que, después de la marcha de César Girón y Juan López Domech está, a su juicio, «pagando un resultado electoral».
En una rueda de prensa multitudinaria en el Salón de Comisiones del Consistorio granadino, Torres Vela, ex presidente del Parlamento andaluz, se mostró visiblemente emocionado en un discurso en el que recordó que en su presentación como candidato a la Alcaldía en 2007 éste era «un viaje sin billete de vuelta», algo que ha cumplido al ser definitiva su retirada de la política activa.
El socialista anunció que volverá a la docencia, como profesor de la Universidad de Granada, «la vida más allá de la política», según indicó, a lo que podrían sumarse otras actividades que aún no ha decidido.
«Tras el resultado electoral, ya estaba convencido de que el proyecto pasaba por una profunda renovación política, organizativa y de liderazgos, y en consecuencia fue creciendo en mí la convicción y la decisión de no ser el candidato del PSOE en 2011. Hoy me reafirmo en esa decisión haciéndola pública, y la acompaño de mi renuncia a la actividad política», dijo.
Torres Vela afirmó que ahora es el momento justo para su retirada por el comienzo del proceso congresual y porque aún quedan tres años más para que el PSOE retome el proyecto de alcanzar la Alcaldía de Granada, ya que, en la capital, no ha ganado unas elecciones desde 1995.
«Conviene realizar un debate en profundidad con libertad y con respeto, un debate sobre cuál es la alternativa, y quiénes son las personas que pueden impulsar un proyecto de cambio en la ciudad, un proyecto que dé respuesta a las necesidades de la vida en la ciudad, ambicioso, capaz de unir, entusiasmar e ilusionar y que haga de la ciudad el centro de sus objetivos. Un proyecto en el que se implique mi partido en todos sus niveles organizativos», señaló.
«LIBERAR AL PARTIDO DE CONDICIONAMIENTOS».
En su opinión, su retirada favorece la realización de ese debate, «al liberar al partido de condicionamientos que lo limiten», al tratarse él de una «personalidad política», que «condiciona mucho todos los debates». «Verán ustedes que cuando pasen unos días el horizonte aparecerá más claro y esta decisión que hoy anuncio será comprendida y valorada en sus justos términos, deseando que sea positiva para el socialismo granadino», apuntó.
Así, dijo marcharse con la «satisfacción» de ir «tan ligero de equipaje como llegué, honrado de haber desempeñado el servicio público de la política, y haber podido realizar gran parte de mis sueños». «Pertenezco a la generación que llegó a la política en la lucha contra la dictadura y he tenido el privilegio de ver y de participar en la extraordinaria transformación de Andalucía y de España», recordó.
Terminó su discurso con agradecimiento a los granadinos que le han apoyado durante tantos años, a sus compañeros en el PSOE y en el grupo municipal, «gente valiosa», y finalmente a su familia, «que me ha acompañado siempre y que es parte implicada de esta decisión, pues les debo la oportunidad de vivir la vida que hay más allá de la política».
El socialista aseguró que ha hablado con el partido a nivel nacional, regional, provincial y local, donde, a pesar de tratarse de un «clásico» en la trayectoria política socialista ha recibido «comprensión», si bien reconoció que ha meditado mucho una decisión que no le ha sido «fácil».
Preguntado por si consideraba que no había encontrado apoyo de su partido para llevar a cabo su proyecto en el Ayuntamiento de la capital, Torres Vela dijo: «Soy el militante socialista más apoyado que ha tenido esta provincia y esta ciudad. Los problemas son de dimensión política».
De igual modo, no quiso relacionar su marcha con la ya tradicional «desbandada» de concejales socialistas en el Consistorio al perder los elecciones y apuntó que su decisión podrá «defraudar» a algunos, incluidos los electores, y «contentar» a otros. «Hay que pensar ahora quién será el candidato para 2011».
LÓPEZ DOMECH, UNA PERSONA «MUY VALIOSA».
Respecto a la marcha de Juan López Domech, requerido por la presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves, Torres Vela dijo que se trata de una persona «muy valiosa», y resaltó que «se equivocaría» quien por su renuncia –la de ambos– «hiciera una relación causa-efecto». Será el viernes por la tarde, según informó, cuando el grupo municipal está convocado para acordar su reorganización, después de que el socialista presente su renuncia en el pleno.
Reconoció asimismo que su decisión podría haberse adoptado tras las elecciones pero «adoptamos otra», si bien llevaba tiempo pensando que no sería candidato para 2011. «Es el momento más adecuado ahora porque permite capacidad de recuperación y porque permite que el partido asuma el debate libre de manos. No es igual ir a un debate de mi partido siendo Torres Vela el candidato municipal que sin él y yo, de ninguna de las maneras, iba a permitir un debate nominalista porque ese no es el problema», dijo.
Torres Vela concluyó su comparecencia haciendo un repaso a su vida política, desde su militancia en la izquierda desde el año 73 en la Universidad, tras lo que dijo a los periodistas y personalidades allí presentes: «Bueno, que les vaya bien a todos y muchas gracias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí