GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
La situación de las listas de espera en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada está en los «rangos de normalidad» y con «indicadores óptimos», según manifestó hoy el director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Luis Gutiérrez, que asistió en la capital granadina a la toma de posesión de José Expósito y Diego Becerra como gerentes de los hospitales Virgen de las Nieves y San Cecilio, respectivamente.
En rueda de prensa, Gutiérrez defendió a los «magníficos profesionales» que trabajan en el hospital granadino, envuelto en la polémica por el supuesto fraude en la gestión de sus listas de espera, que investiga la Fiscalía a raíz de la denuncia que presentó CCOO. El Ministerio Público incoará también diligencias por la denuncia interpuesta por el Defensor del Paciente por la posible relación entre la aparición de un hongo en la instalación y el fallecimiento de seis pacientes, hecho que ha desmentido la Consejería de Salud.
Al respecto, Gutiérrez aseguró que la actuación de los profesionales ha sido «correcta en todo momento» ya que ha estado ajustada a los plazos necesarios conforme se han ido produciendo los acontecimientos clínicos y se han respetado los protocolos de actuación regulados por los profesionales y expertos. «Esa es la situación real», matizó el director gerente del SAS, quien rehusó valorar la apertura de la investigación por parte de la Fiscalía.
El gerente del SAS mostró por tanto su «preocupación» por la «alarma» trasladada a la sociedad a la vista de los últimos acontecimientos que reflejan una imagen que, a su juicio, «no se corresponde con la realidad del trabajo diario del Virgen de las Nieves, y que no beneficia ni al propio hospital, ni a los profesionales, ni tampoco a la sociedad granadina», lamentó.
Preguntado sobre la comisión de expertos del hospital que analiza, por decisión del propio centro, la situación exacta del registro de las listas de espera, Gutiérrez emplazó a cuando se haya finalizado el estudio para emitir cualquier valoración, si bien explicó que las supuestas irregularidades se refieren a «procedimientos administrativos internos» y no al derecho a ser intervenidos que tienen los pacientes.
Así, según manifestó, el sistema andaluz es el «más garantista y transparente» del estado español y de eso «podemos estar orgullosos». Gutiérrez basó su argumento en cifras e indicó que más del 91 por ciento de los pacientes del hospital desde 2003 hasta hoy fueron intervenidos «sin que se produjera circunstancia añadida alguna a su proceso asistencial» desde que se programó su intervención.
Tan solo el 8 por ciento, aclaró, «generó algún registro adicional motivado por alguna circunstancia concomitante en su proceso asistencial, ya sea alguna otra enfermedad, una modificación de la enfermedad base o alguna circunstancia personal». En el conjunto de España las cifras son inferiores, según indicó Gutiérrez, ya que sólo el 83 por ciento de los pacientes es intervenido sin anotación adicional, con lo que la cifra media en España de los que sí cuentan con alguna incidencia duplica a la del Virgen de las Nieves».
En base a esto, continuó el director gerente del SAS, «la consejera de Salud, María Jesús Montero, ha manifestado, y yo lo ratifico, que la lista de espera del Virgen de las Nieves está en rangos de normalidad», atendiendo a si los pacientes «se están operando en cumplimiento de su derecho a recibir garantías». En cualquier caso, agregó, el procedimiento administrativo «se puede mejorar» y así se hará para «intensificar la transparencia».
NUEVOS GERENTES.
El nuevo gerente, José Expósito, que tomó hoy posesión, subrayó que intentará «restituir espacios para el debate y la discusión de los problemas internos del centro» para garantizar la «participación real» de los profesionales en los foros en los que a diario se decide cómo mejorar la calidad de la atención a los pacientes. Pese a esta circunstancia puntual, el trabajo será similar al de su homólogo en el Clínico, Diego Becerra.
Según manifestó este último, las líneas de actuación se asentarán en tres pilares que son favorecer y mejorar la atención al ciudadano, también la participación de los profesionales y el trabajo interno de modernización del propio hospital. De este modo ambos intentarán definir la línea de trabajo fundamental en un momento que es «fantástico», según dijeron, para replantearlo.
Expósito destacó también la necesidad de «discusión» en el seno del propio hospital para identificar los problemas más relevantes y «avanzar así hacia el futuro». Ello debe hacerse, según dijo, desde «la posición de confianza absoluta en la participación estructurada para que cada uno adopte desde su responsabilidad lo que nos preocupa».
Según el director gerente del SAS, en la nueva etapa que ahora comienza «se va a elevar la voz de los profesionales» para transferir en todo lo que se pueda la gestión de los servicios sanitarios a ellos en clave de «diálogo permanente y consenso», que servirán de base para la «transparencia y normalidad» que persigue alcanzar el SAS no sólo en la relación con los profesionales, sino también con la sociedad en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí