GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
Un total de 500.000 personas visitaron el ferial de Almanjáyar durante el Corpus, un 20 por ciento más que en el año anterior, siendo el sábado el día en que se registró la mayor afluencia con 100.000 visitas a las 00.00 horas.
Así lo aseguró hoy en rueda de prensa el concejal de Relaciones Institucionales en el Ayuntamiento de Granada, José María Guadalupe, quien resaltó la ausencia de incidentes importantes durante la celebración de la feria, donde destacó un pequeño incendio sofocado en pocas horas por un cortocircuito en la portada, una agresión a un policía local por parte de un jinete ebrio que lo mordió en varias partes de su cuerpo y un caballo desbocado que hirió a cuatro viandantes.
El número de viajeros transportados en las lanzaderas de Alsina Graells –empresa contratada en sustitución de Rober por la huelga de sus trabajadores– ha sido de 103.000, registrándose el miércoles y el sábado, como máxima afluencia, 27.000 y 26.500 usuarios respectivamente.
El dispositivo de limpieza lo conformaron 30 operarios y nueve máquinas, que recogieron 150 toneladas de basura –un 1 por ciento más que el año anterior–, de las que 120,3 han sido de residuos, 28,3 de vidrio, y 1,5 toneladas de cartón, un 27 por ciento más que en 2007.
Durante la celebración de las fiestas del Corpus se inspeccionaron 248 establecimientos donde se suministraron comidas y bebidas, que tuvo como resultado el decomiso de 82 kilos de productos alimenticios por conservación incorrecta y alteración de caracteres organolépticos –pescado en adobo, pescado frito, ensaladas, patatas fritas, tortilla, pan, chorizo, morcilla, carne o sopas–.
En la zona de casetas se exigieron limitadores de potencia en las disco, si bien se observó que varias de ellas –Granada C.F., Embrujo Copas, Cudi»s y O»hara– se excedía el ruido permitido, por lo que se precintaron sus equipos durante una noche.
HEMORRAGIAS, ALERGIAS E INTOXICACIONES ETÍLICAS.
Cruz Roja realizó 245 intervenciones y 37 traslados hospitalarios y atendió, como causas más frecuentes, hemorragias y heridos, alergias, dolores localizados, intoxicaciones etílicas, contusiones y lipotimias. Protección Civil realizó 16 asistencias y 22 traslados a hospitales.
Destaca el incidente del caballo desbocado, por el que cuatro personas fueron atendidas por rotura de clavícula, rotura de tibia y peroné y dolor intercostal; y la fractura de un dedo de un peatón que fue pisado por un caballo.
El dispositivo de Policía Local estuvo conformado por 398 agentes, que denunciaron a 86 personas por infracciones de tráfico; interpusieron 17 denuncias por incumplimientos en los horarios de cierre de casetas; 14 por alcoholemias positivas; abrieron diligencias a 10 conductores por carecer de permiso; y detuvieron a cinco personas por distintos delitos de hurto, participación en peleas o lesiones.
De igual forma, la Policía Local no permitió el «botellón» en el recinto ferial, donde se denunció a 12 personas por incumplir la normativa al respecto. Los agentes controlaron el fenómeno durante la feria, si bien el responsable del Cuerpo Local durante el Corpus destaca en su informe que el miércoles faltaron operativos para contenerlo «más eficazmente».
Según los datos expuestos por Guadalupe, se ha cobrado la totalidad del importe de la ocupación de terrenos tanto de los columpios como de las casetas por 500.000 euros, 52.000 correspondientes al suministro eléctrico. Asimismo se han impuesto multas por 21.000 euros, actualmente en tramitación, motivadas principalmente por incumplimiento de la normativa de sonido y el horario de cierre.
Según indicó el edil, fue un «éxito» el servicio veterinario, novedad este año, que atendió de una cojera a un poni, dos casos de dolor cólico, heridas por suturas, alergias, tratamiento por deshidratación o tuvo que tranquilizar a animales nerviosos.
Respecto a la futura ubicación y a la propuesta de los caseteros de aumentar de sábado a sábado la celebración de la feria, José María Guadalupe reiteró que ambos asuntos habrán de ser debatidos por todos los sectores implicados, a lo que el Ayuntamiento, según señaló, está «abierto».
En cuanto a la primera incógnita, volvió a reiterar la propuesta del Consistorio de instalar la feria en un parque periurbano cercano a la ciudad, donde además puedan celebrarse otro tipo de eventos a lo largo de todo el año, para «dar respuesta a una demanda social», descartando, por «barbaridad», ubicarlo cerca de Atarfe.
Sobre la modificación de las fechas precisó que, aunque se trata de un propuesta a debatir, habrá que tener en cuenta los gastos que supondrían el adelantamiento a dos días más del evento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí