GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha admitido un recurso de la asociación «Granada contra el ruido» contra una ordenanza del Ayuntamiento de Granada que ahora anula aunque ya fue sustituida por otra. Regulaba las sanciones por ruido con multas inferiores a lo establecido en la ley, una norma superior que debía respetar.
Según dio a conocer hoy la asociación, el TSJA ha anulado las sanciones de la ordenanza municipal vigente de 2001 a 2007 ya que existía una regulación legal que tipificaba e imponía las sanciones en materia de contaminación acústica que no podía ser vulnerada por una normativa inferior, como era el caso.
En concreto, la ordenanza municipal fijaba las multas hasta un máximo de 15.000 euros mientras que la ley de protección ambiental de Andalucía, que debía respetar el Ayuntamiento, las elevaba hasta 60.000 en el caso más grave.
El Ayuntamiento, que ya cambió la normativa por lo que la resolución judicial queda sin efecto, no puede «degradar la conducta del exceso de los límites admisibles de emisión sonora e infracción leve, porque esto entraña una clara contravención de lo establecido en la legislación aplicable, que se ha detallado anteriormente».
El presidente de «Granada contra el ruido», Francisco Morales, ha criticado que se haya mantenido esta normativa municipal «ilegal», según dijo, pese a las advertencias del colectivo, al tiempo que ha lamentado que la Junta de Andalucía no vigilara la situación.
Morales anunció también que el colectivo «estudia» acudir a la vía penal para denunciar al Ayuntamiento por la posible comisión de un delito de prevaricación puesto que no les han facilitado la información requerida sobre el mapa de ruidos de la ciudad, presentado por el Consistorio recientemente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí