El portavoz popular considera que esta situación puede ser fruto de la «excesiva tolerancia» que el alcalde muestra en los plenos con los asistentes
El grupo popular de Monachil ha pedido al equipo de Gobierno socialista que condene, sin ningún tipo de paliativos, la agresión verbal sufrida por la concejal del PP en el Ayuntamiento, Adoración Márquez, por parte de un vecino de la localidad, durante la celebración de un pleno.
Asimismo, los populares han instado al alcalde, a través de una propuesta de acuerdo, a que mantenga con todo «rigor y seriedad» el orden en los plenos, amparando en la libertad de expresión todas las intervenciones de los concejales, con exigencia de respeto a los ciudadanos asistentes y tomando las medidas que considere convenientes para ello, «incluso el desalojo del salón de plenos si fuera necesario».
El portavoz del grupo popular de Monachil, Cristóbal Delgado, ha explicado que los hechos ocurrieron en el pleno del pasado 21 de abril, cuando, una vez finalizado el mismo, un vecino del municipio «increpó, insultó y amenazó» a la edil del PP, Adoración Márquez, quien tuvo que pedir la intervención de los miembros de la Policía Local y presentó una denuncia formal ante la Guardia Civil.
Delgado ha recordado el manifiesto unánime que todos los grupos políticos hicieron contra la violencia hacia las mujeres en el mes de noviembre pasado y que se materializó en una placa conmemorativa situada en la fachada del Ayuntamiento. «Justo delante de esa misma placa, una mujer concejal ha sido insultada y amenazada por un asistente al pleno de manera absolutamente intolerable», denunció el portavoz popular.
Cristóbal Delgado ha planteado que, posiblemente, esta situación fue fruto de la «excesiva tolerancia» que el alcalde del PSOE muestra en los plenos hacia determinadas personas que intervienen en voz alta durante la celebración de los mismos, «utilizando un tono elevado, buscando el enfrentamiento y desacreditando a los concejales de la oposición».
«En reiteradas ocasiones, el grupo popular ha denunciado estas anomalías y ha pedido al alcalde que ampare a los ediles de la oposición, controle la situación y expulse del pleno a quienes nos abucheen y no nos respeten, por no coincidir con los planteamientos de nuestras intervenciones», señaló Delgado.
Para el portavoz del PP, es un buen síntoma de «salud democrática» que los ciudadanos expresen sus opiniones libremente utilizando cualquier medio que consideren oportuno, como así lo garantiza la Constitución Española. «Desde el grupo popular, animamos a que así se haga, pero siempre que la opinión venga suscrita desde quien la emite por el respeto y la educación, y no mediante anónimos a los que, desgraciadamente, estamos tan acostumbrados en Monachil», defendió Cristóbal Delgado.
El popular ha lamentado que, desde que se produjera el incidente, ni el alcalde, la concejal de Igualdad o alguno de los miembros del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Monachil ha tenido la «cortesía» de ponerse en contacto con la edil agredida para interesarse por los detalles del asunto. «Por ello, es imprescindible que desde el Consistorio haya una condena unánime ante un acto vil, intolerable y antidemocrático hacia una representante legítima del pueblo de Monachil», subrayó Delgado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí