El sindicato Comisiones Obreras ha pedido a la dirección de la empresa «Herederos Gómez S.L» una revisión salarial para los conductores de la línea 33, que cubre el trayecto entre la Estación de Autobuses y Pinillos. Estos profesionales cobran al mes cerca de 300 euros menos que los empleados de Rober, al haber aplicado la empresa de manera injusta el convenio colectivo provincial de transporte interurbano de viajeros. Herederos Gómez S.L está dirigida por las mismas personas que se encuentran al frente de Rober, la empresa utiliza incluso los mismos vehículos que la flota de Rober, pero los empleados cobran menos que sus compañeros. La patronal se ampara en el hecho de que los autobuses salen del casco urbano de Granada 1,5 kilómetros, por lo que el conductor no cobra como transporte urbano y se le aplica el convenio de transporte interurbano, con el perjuicio económico que esto conlleva.
Los trabajadores realizan el mismo trabajo «con muchos más viajeros y mucha más frecuencia que cualquier otra línea que atraviesa el casco urbano» y perciben una remuneración económica muy inferior a la cantidad salarial que según su criterio deberían cobrar. Al parecer, un conductor de la Rober cobra cerca de 12 ó 13 euros por cada hora extra, mientras ellos perciben en virtud a este convenio casi la mitad, una cuantía de 7″68 euros por hora extra. La pérdida de poder adquisitivo que vienen sufriendo desde hace mucho tiempo resulta evidente.
El delegado sindical de Comisiones Obreras en Herederos Gómez S.L. asegura que «no queremos perjudicar o criticar a nuestros compañeros de la Rober sino que nos paguen como a ellos porque realizamos el mismo trabajo y cobramos menos». Los empleados dicen sentirse «discriminados por la dirección».
Herederos Gómez S.L. cuenta con una plantilla que ronda los 30 trabajadores. La mitad están en plantilla mientras que una quincena tienen contrato eventual. Trabajan unas 40 horas semanales cubriendo el trayecto que hay entre la Estación de Autobuses y Pinillos, por lo que realizan el 90% de su jornada dentro del casco urbano de Granada.
Los empleados aseguran que «en estos días en los que nuestros compañeros están de huelga, nosotros soportamos la aglomeración y quejas de viajeros que sufren los servicios mínimos», por ello, aseguran «queremos trasladar a la ciudadanía la situación tan injusta que sufrimos», terminaron los conductores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí