GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
Unas 200 personas, entre las que se encontraban representantes políticos, del Ayuntamiento de Granada, los sindicatos, y la Subdelegación del Gobierno se concentraron a las 12.00 horas de hoy en repulsa por el último atentado de ETA que ha costado la vida al guardia civil Juan Manuel Piñuel para pedir además «unidad» de los partidos políticos frente al terrorismo.
Al término de la concentración silenciosa, convocada en todos los ayuntamientos por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), quiso mandar en primer lugar su pésame a los familiares del agente asesinado y deseo también una «pronta recuperación» a los otros cuatro heridos tras el atentado.
Asimismo expresó su «más absoluta repulsa» al terrorismo etarra «que, una vez más, ha intentado provocar una masacre». También recordó que Granada «es una ciudad que ha sufrido en sus carnes el terrorismo», por lo que sus ciudadanos, según indicó, «es sensible con este sentir».
Mostró además su apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y pidió la unidad de todos los partidos democráticos para derrotar a ETA, afirmación en la que coincidió con el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Jesús Huertas, quien señaló que hoy es un día «triste» para «todos los demócratas y todas las personas de bien».
«Hemos tenido que sufrir el zarpazo del terrorismo, por lo que quiero decir bien fuerte que juntos vamos a derrotarlo. La unidad es fundamental para que esta lacra termine definitivamente», sostuvo el delegado, que expresó su «solidaridad con todas las víctimas del terrorismo».
Por su parte, el secretario provincial de la Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC), Cecilio Medina, lamentó este «desgraciado atentado» y afirmó que es «fácil» asesinar a guardia civiles en las casas-cuartel por lo que señaló que «no podemos aceptar que nuestros hijos y nuestros familiares estén en un brete por las circunstancias terroristas».
Finalmente, el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, condenó el atentado para después brindar su apoyo y solidaridad con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a sus familias.
«Precisamente ellos hacen posible con su trabajo y con su vida que nosotros disfrutemos de nuestras libertades. En ese sentido, hay que decirle a los terrositas que lo único que conseguirán será la cárcel», mantuvo Cruz, quien apostó por la unidad de los demócratas, «que acabará con ETA más pronto que tarde».
También se sumaron al llamamiento de la FAMP los trabajadores de la Diputación Provincial, que se concentraron no sólo a las puertas de la sede de la institución, sino en todos sus centros. El presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, se concentró a las puertas del Ayuntamiento de Alhendín, donde realizó una visita institucional, según informaron a Europa Press fuentes de la institución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí