GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
La empresa concesionaria del servicio de autobús urbano de Granada, Rober, considera que ha de ser el comité de empresa quien convoque una reunión que dé solución a la huelga, que hoy cumplió su primera jornada sin incidencias.
Sin embargo, los trabajadores mantienen que es la patronal quien tiene que hacer una nueva oferta que satisfaga sus reivindicaciones laborales, por lo que tampoco prevén por ahora un encuentro con los responsables de Rober.
De una parte, el director gerente de Rober, Guillermo Robles, mantuvo, en declaraciones a Europa Press, que fue el propio comité de empresa quien se levantó de la mesa de negociación en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) el pasado jueves, por lo que «les corresponde a ellos convocar un nuevo encuentro», al que la empresa estaría dispuesta a acudir.
Según indicó Robles, la oferta de la empresa es una subida salarial del 4,2 por ciento y si subiera más el IPC, «cosa que no parece muy probable», una cláusula de revisión que mantuviera el equilibrio salarial.
El director gerente sostuvo que no ha tenido ningún contacto desde entonces con el comité de empresa, que mantiene que tampoco ha recibido oferta alguna por parte de la patronal.
Asimismo, Robles criticó que a las 6.00 horas de hoy, cuando estaba prevista la salida del 30 por ciento de los vehículos de la flota de la empresa de servicios mínimos, los piquetes informativos «han impedido que los empleados que iban a trabajar ejercieran su derecho al trabajo». Según sus datos, de 6.00 a 10.00, horario de los paros convocados, han salido un total de 39 autobuses.
LA OFERTA DE LA EMPRESA ES «INSUFICIENTE».
Por su parte, el presidente del comité de empresa, Ángel Aliaga (CCOO), consideró que la oferta de la empresa, del 4,2 por ciento, es «insuficiente» para una plantilla de trabajadores «que lleva tres años perdiendo poder adquisitivo».
Así, consideró, en declaraciones a Europa Press, que ha de ser la patronal la que plantee un nuevo acuerdo, ya que fue Rober quien demostró en el pasado Sercla, según indicó Aliaga, una posición «inmovilista».
De todas maneras, el presidente del comité se mostró dispuesto a llamar cuanto antes a Robles para convocar un nuevo encuentro, si bien entendió que debiera ser al revés.
Los paros acordados por los miembros del comité de empresa se producirán de nuevo de 6.00 a 10.00 horas durante el viernes 16 y los días 19, 26, 28 y 30 de mayo, además de durante todo el día los próximos 20, 21 y 23 de mayo, coincidiendo con la celebración del Corpus en la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí