Se le acusa de un supuesto otorgamiento de licencia o concesión de una actividad contaminante a sabiendas de su injusticia
GRANADA, 22 (EUROPA PRESS)
El juzgado de Instrucción de Granada ha admitido a trámite una querella interpuesta por la Asociación Conservacionista de Pescadores del Sur (Acpes) contra el delegado provincial de Medio Ambiente, Gerardo Sánchez Escudero, y otros seis miembros de la Comisión Interdepartamental de Medio Ambiente de la provincia granadina (Cipma), por un «injusto» informe favorable de concesión de caudales a Aguas de Lanjarón S.A.
En un comunicado remitido a Europa Press, Acpes recordó que fue el pasado mes de junio cuando la asociación presentó ante el juez dicha querella, en la que se acusa a las siete personas anteriormente nombradas de realizar «un posible delito tipificado en los artículos 329 y 331 del Código Penal, que prevén penas de inhabilitación y de prisión, para aquellos funcionarios que, como miembros de un órgano colegiado, hubiesen votado a favor del otorgamiento de licencia o concesión de una actividad contaminante a sabiendas de su injusticia».
Los hechos denunciados tuvieron lugar el pasado 18 de abril de 2006 en una reunión extraordinaria de la Cipma. En ella, según Acpes «se otorgó un informe ambiental favorable a una concesión de caudales instada por la empresa Aguas de Lanjarón con los votos a favor de los siete querellados, habiéndose abstenido los dos vocales de Prevención Ambiental y el de la Consejería de Agricultura».
Así pues, este informe se tramitó pese a que el expediente de solicitud de caudales «contenía un notable cúmulo de irregularidades desde su origen, incluyendo la renuncia del Ayuntamiento de Lanjarón a su solicitud de agua de abastecimiento, y que había sido desfavorablemente informado por la propia Consejería de Medio Ambiente y el Parque de Sierra Nevada en idénticos y rotundos términos».
Según Acpes, «haciendo caso omiso de todos estos pronunciamientos, así como de las alegaciones presentadas por diversas organizaciones y numerosos particulares de la localidad, y sin realizar valoración alguna de las distintas alternativas al proyecto presentado», la Cipma autorizó la extracción de más de 300 millones de litros anuales de agua tipo I de un cauce sobreexplotado de alto valor ecológico, destinadas presuntamente al riego de jardines, lavado de camiones y envases.
EL DELEGADO SE MUESTRA «TRANQUILO»
Por su parte, el delegado provincial de Medio Ambiente, Gerardo Sánchez Escudero, aseguró hoy a Europa Press que está «muy tranquilo» al respecto de esta querella –que afirma no haber recibido aún oficialmente– porque, según argumentó, la extracción de agua del río Lanjarón será «casi insignificante».
Para Sánchez, que «de un caudal de 1.800 litros por segundo se extraigan diez litros por cada segundo, y además, para ser utilizada para el lavado de botellas, no es sino potenciar el desarrollo» en la provincia de Granada porque, según indicó, Aguas de Lanjarón S.A. es la «principal industria de toda la Alpujarra».
Además, el delegado de Medio Ambiente señaló que, para la realización de las futuras obras, su departamento ha tomado «las medidas cautelares correspondientes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí