GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a pagar una multa de 360 euros a un hombre, que responde a las iniciales A.V.A., que tiró por la escalera de su edificio a un vecino con el que previamente forcejeó por el ruido que éste hacía y al que supuestamente amenazó con un hacha al igual que a su mujer.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, el condenado debe pagar también 392 euros a la víctima, vecino, por las lesiones sufridas. A.V.A., condenado por una falta de lesiones, fue absuelto del delito de homicidio en grado de tentativa del que era acusado.
Los hechos que se declaran probados ocurrieron el 28 de diciembre de 2000, cuando el acusado A.V.A. sobre las 08.45 horas se encontraba en el rellano de la escalera esperando a que saliese su vecino al que achacaba que «no le dejaba descansar».
Cuando llegó el vecino, que iba acompañado de su esposa, el acusado se dirigió a él para recriminarle el ruido que, según él, hacían. Para ello, el ahora condenado llevaba un hacha en la mano y al preguntarle la mujer del vecino qué hacía con ella, él le respondió que «era para cortarle la cabeza si no dejaba de hacer ruido».
Posteriormente se dirigió hacia el marido de ésta y le dio una bofetada y forcejearon ambos, por lo que cayó el vecino por las escaleras. Como consecuencia de los hechos, el accidentado sufrió contusiones y contractura muscular en el hombro izquierdo de lo que tardó en curar 14 días.
A continuación se dirigió a la mujer de éste con el hacha en la mano y tras insultarla la amenazó con matarla. Por este último hecho se celebró juicio de faltas en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí