GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada juzga hoy a un hombre, J.A.Q.S., para el que el fiscal pide cuatro años y tres meses de prisión por falsear la firma de otro, conocido por razones laborales, y cargar a su cuenta dos letras por valor de 21.000 euros cada una, como presunto autor de un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso con otro de estafa.
Según el escrito de acusación al que tuvo acceso Europa Press, el fiscal pide para el inculpado que pague una multa de 6.600 euros, así como que indemnice a J.F.M. en 21.396 euros, por el abono de una de las letras que no ha devuelto aún.
El acusado, aprovechando el conocimiento que tenía de los datos personales de J.F.M., debido a las relaciones comerciales mantenidas, actuando con «ánimo de ilícito beneficio» y aprovechando la «credibilidad empresarial» de éste, elaboró dos letras de cambio por un importe de 21.000 euros cada una, en las que figuraba J.B.V. como tomador y J.F.M. como «aceptante».
Ambas letras, según el relato fiscal, fueron «libradas» por el inculpado como representante legal de una empresa con cargo a la cuenta corriente que J.F.M. tenía «abierta», para lo que utilizó la documentación que le había sido facilitada para «otros usos» y simulando firmas.
Para ello, supueatamente el acusado encargó un sello estampándolo en el acepto de las letras de cambio y poniéndolas en circulación. Llegado el momento de vencimiento de la primera letra, ésta fue devuelta por J.F.M. sin satisfacer su importe, al no haber sido aceptada por él.
Cuando venció la segunda, fue cargada a la cuenta de J.F.M. sin que la devolución de la misma por éste fuera hecha en el plazo legal lo que le causó un perjuicio de 21.396 euros. Hasta la fecha en la que fue elaborado el escrito de calificación fiscal provisional no se produjo la devolución del dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí