VÉLEZ DE BENAUDALLA (GRANADA), 22 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, mostró hoy a la alcaldesa del municipio granadino de Vélez de Benaudalla, Teresa Vega, su «compromiso» y «solidaridad» para trabajar en «el esfuerzo común de aprovechar las potencialidades de la zona» con el objeto, según dijo, de «garantizar a los jóvenes todas las oportunidades» de que disponen los ciudadanos de capitales y otros municipios andaluces más habitados.
Tras mantener un encuentro con la alcaldesa, el presidente señaló que «es necesario equilibrar la situación de los 800 municipios que conforman la comunidad autónoma andaluza», con el objeto de que no existan diferencias entre un pueblo rural y una ciudad más populosa.
Por ello, precisó que la solidaridad interterritorial es «uno de los objetivos básicos» que persigue su Administración, señalando que, de esta forma, «los 3.000 habitantes de la localidad granadina de Vélez de Benaudalla deben tener las mismas oportunidades que los 300.000 que residen en la capital». Para ello, según dijo, «es esencial asentar a las poblaciones en el sitio donde han nacido y vivido toda su vida, creando oportunidades para los jóvenes».
En este sentido, explicó que el Gobierno de la nación está preparando un proyecto de Ley de Desarrollo Rural de los Pueblos para que estos «tengan un desarrollo global que trate de poner en valor todos los recursos materiales, naturales y humanos de que disponen», según apuntó.
Al respecto, expresó su compromiso con la localidad granadina, que, según dijo, cuenta con «importantes fuentes de riqueza como el agua, la historia, la gastronomía y el paisaje». «Son potencialidades a aprovechar para garantizar las oportunidades y, en esa línea, Vélez de Benaudalla siempre tendrá el apoyo de la Junta», aseguró.
El presidente de la Junta recordó que en diversas ocasiones visitó la localidad granadina, si bien nunca lo había hecho al frente del Ejecutivo andaluz y se refirió al origen del nombre Vélez de Benaudalla, que, bajo su punto de vista, es «bonito como pocos, sonoro y hermoso».
Según señaló, significa «El jardín de los hijos de Alá», una denominación que le hizo reflexionar sobre «lo ocurrido últimamente con las declaraciones del Papa y las reacciones que ha tenido, muchas veces injusta».
«Cuando se está hablando del diálogo de las civilizaciones, quiero recordar que hace mucho tiempo en esta localidad se encontraron religiones distintas, y encontraron la paz», afirmó el presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí