GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a un año de prisión a un hombre, A.R.G., que agredió en Loja (Granada) con una barra de hierro a otro que venía procedente de una agencia de cobradores de morosos para reclamar un pago por parte del taller propiedad del acusado, al considerarlo autor de un delito de lesiones.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, el condenado debe indemnizar a la víctima en 5.350 euros por las lesiones y otros 5.000 por las secuelas, según el artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Los hechos ocurrieron el 30 de noviembre de 2000 sobre las 19.30 horas, en el taller de metalurgia propiedad del acusado, situado en el polígono industrial de «El Manzanil» de Loja (Granada).
El procesado, propietario del taller, «furioso» por la reclamación por parte de dos cobradores de una empresa de morosos de una deuda que consideraba que «no le correspondía su pago», tomó una barra de hierro arremetiendo contra uno de ellos, V.A.N., golpeándole en el brazo y al que causó una fractura-luxación abierta de grado 1 codo izquierdo.
De ella tardó en curar el acusado 120 días, precisando cinco de internamiento hospitalario y quedándole como secuela una cicatriz en el codo de 15 centímetros y una limitación de los últimos cinco grados de la extensión del brazo.
Por su parte, J.F.R.G., hermano del dueño del taller y presente en los hechos, resultó con lesiones consistentes en contusión lumbar, de las que tardó en curar 17 días, al ser derribado al suelo por los dos empleados de la agencia de morosos en el transcurso de la reclamación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí