GRANADA, 20 (EUROPA PRESS)
El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, José María Rueda, pidió hoy al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Granada que «no tome por tontos a los ciudadanos» ya que, según manifestó, «la falta de medidas de seguridad en obras como las que en la actualidad se acometen en la Avenida de Constitución es algo evidente».
En declaraciones a Europa Press, el socialista aseguró que «la denuncia que IU realizó el pasado lunes sobre este asunto, provocó una rápida respuesta del Gobierno municipal aludiendo a unos informes que, según dijo, «el PSOE no conoce», y en los que se dice que las obras se están desarrollando en condiciones de seguridad. Ante este hecho, Rueda reflexionó que «el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, se cree que los ciudadanos son tontos».
En este sentido, apuntó que, tras pasear por la Avenida de la Constitución, «es evidente que operarios sin casco utilizan el martillo compresor para abrir agujeros en el suelo, a escasos centímetros de los viandantes». Además, según dijo, «mayores y niños se ven obligados a apartarse al paso de carretillas llenas de mezcla, sin ningún tipo de valla o de protección».
Por ello, aseguró que «ni para los transeúntes ni para los operarios hay medidas de seguridad» y, ante esta situación, hizo un llamamiento al Ayuntamiento para «que no trate de compatibilizar lo que, en su opinión, es incompatible».
«Si es necesario, el Ayuntamiento debería cortar el paso a los peatones en algunos tramos, pero que no quiera hacer convivir en el mismo metro cuadrado a operarios que no trabajan en las condiciones adecuadas, con peatones», afirmó el socialista.
El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Granada anunció el pasado lunes que denunciará ante la Inspección de Trabajo las obras que el Consistorio ha acometido dentro del Plan Asfáltico y los que actualmente lleva a cabo en la Gran Vía de la ciudad por «falta de cumplimiento de la normativa en materia de seguridad e higiene en el trabajo».
Según informó el concejal de IU, Manuel Morales, en una nota de prensa remitida a Europa Press, los obreros que han desarrollado su labor en ambas actuaciones lo han hecho sin los materiales de protección adecuados, por lo que lamentó que el Ayuntamiento, que, bajo su punto de vista «debería ser el principal valedor de los derechos de los trabajadores», ofrezca este «pésimo ejemplo».
Según Morales, cuando el Consistorio contrata una obra, en su presupuesto se incluye «un tres por ciento del coste total» para seguridad laboral. «Si los obreros salen a trabajar sin chalecos reflectantes, calzado de seguridad, gafas, o mascarilla, alguien se está embolsando un dinero importante, por un lado, y por otro, el Ayuntamiento no está vigilando las condiciones de su obra», aseveró el edil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí