GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, aseguró hoy que, a efectos contables, la Cámara de Cuentas de la Junta de Andalucía «sólo reclama al gerente, Antonio Albadalejo, en su informe sobre la situación del Circo del Arte de Granada una cantidad de 4.176 euros», por lo que instó al Ayuntamiento de la ciudad a «no tapar su mala gestión al frente del Consorcio con mentiras y falsas acusaciones» que, en su opinión, «sólo buscan la confrontación».
En rueda de prensa, Martínez Caler instó al concejal de Cultura en el Consistorio de Granada, Juan García Montero, a «ir al juzgado, en vez de asegurar que se ha producido un robo de 31.400 euros». Así, manifestó que el Ayuntamiento está haciendo «un ridículo espantoso, al igual que ha hecho, bajo su punto de vista, con otros asuntos como el «caso Alhambra».
Además, según advirtió, «es constatable el malestar de la Cámara ante la filtración del informe» –que cifra en 293.528 euros la deuda acumulada del Circo entre 2002 y 2004, años del Gobierno tripartito, de mayoría socialista en el Ayuntamiento– sobre la gestión de la Escuela de Artes Circenses.
Precisamente esta auditoría fue presentada a la Fiscalía de Granada, después de que el pasado viernes el Consorcio celebrara el Consejo Rector, en el que se decidió, únicamente con los votos del PP, remitir al Ministerio Fiscal el citado informe para que investigue si existió o no delito contable en su gestión.
Ante estos hechos, Martínez Caler anunció que la Diputación presentará alegaciones al informe a la vez que instó al PP a estudiar «cuál es su responsabilidad real» en este asunto. En este sentido, se refirió a «la mala gestión» que del Circo ha realizado el Ayuntamiento y, prueba de ello es, bajo su punto de vista, «la desidia y el abandono de las instalaciones».
La escuela circense permanece cerrada después de que en abril de 2004 se inaugurara con una gran gala que rindió homenaje a Emilio Aragón «Miliki». Tras el espectáculo, las instalaciones, ubicadas en la Plaza de la Ilusión de la Barriada de la Juventud de Granada, no albergaron, tal y como estaba previsto, espectáculos, actividades, o cursos de iniciación y de especialización orientados a formar a futuros profesionales en el arte del circo.
La deuda que salió a la luz en 2004, de unos 1.085.000 euros, provocó que la Diputación abandonara el Consorcio, formado en la actualidad por el Consistorio, la Caja Rural y CajaGranada. Entonces, el Ayuntamiento optó por asumir la parte de la deuda del ente provincial, un 37,5 por ciento del total de la cantidad a la que asciende el préstamo que el Consorcio solicitó en su día para hacer frente a la inversión de este proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí