GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
La Audiencia provincial de Granada ha condenado a tres años de prisión y una multa de 600 euros a un hombre, A.S., alemán de 39 años, que fue sorprendido por la Policía en posesión de ocho papelinas cocaína que iba a vender a terceras personas, al considerarlo autor de un delito contra la salud pública.
Según la sentencia a la que tuvo acceso hoy Europa Press, los hechos que se declaran probados ocurrieron el 19 de marzo de 2005 sobre las 04.00 horas, cuando el acusado fue sorprendido por agentes de la Policía Nacional en la avenida Salobreña de Motril (Granada) con dos envoltorios en la mano.
Los policías comprobaron que la sustancia que poseía A.S. era cocaína destinada, según la sentencia, a la venta y distribución a terceras personas. Además de los dos paquetes que portaba en la mano, fueron hallados otros seis en un bolsillo del pantalón.
El peso total de la sustancia intervenida es de 3,06 gramos y su pureza del 73,6 por ciento. El valor en el mercado ilícito alcanzaba los 300 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí