GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El comercial de la agencia de viajes Ecomar de Granada, identificado como F.L.Q., que desapareció el pasado mes de julio con unos 190.000 euros, según estimaciones del letrado Fernando Almendros, que representa a 225 de los más de 350 afectados que hay en Granada por la presunta estafa, prestará declaración mañana en el Juzgado de Instrucción número 8 de Granada como imputado por un presunto delito de estafa y otro de apropiación indebida.
En declaraciones a Europa Press, Almendros apuntó que, según los últimos datos, la presunta estafa «podría ascender ya a 240.000 euros si se tiene en cuenta, según precisó, «que hay otros muchos afectados en otras provincias andaluzas».
Esto se debe, según argumentó, al hecho de que «cada día aparecen nuevos afectados; como los 40 que, según dijo, hay en estos momentos en Almería, que se ha convertido en la segunda provincia, por detrás de Granada, más perjudicada por este asunto.
«Muchos de los viajes que el agente vendió ya estaban reservados por Ecomar, aunque otros muchos no, debido a que estaban proyectados para próximas fechas, como Navidad del año que viene. Y en estos casos concretos la agencia no tenía localizados todos los viajes», explicó el letrado.
Almendros también precisó que, aunque cuando se destapó la presunta estafa, el agente contempló la posibilidad de restituir el perjuicio causado, después ha demostrado que «esto no dejaba de ser una declaración de intenciones», al no haber aportado, según puntualizó, «ni una mínima consignación económica a día de hoy».
Según explicó el abogado, durante un año aproximadamente y tras ganarse la confianza de diversos usuarios, el agente ofertó numerosos viajes como comercial en Ecomar, Almira Viajes y Ecuador, si bien puntualizó que «no hay documentos que acrediten su trabajo en esta última agencia».
El letrado explicó que F.L.Q. «trasladaba los datos de sus clientes a la agencia, que era la que directamente, a través de su personal de oficina, entraba en contacto con mayoristas y touroperadores para hacer las reservas».
Por ello, manifestó que, a pesar de que la responsabilidad penal pueda caer exclusivamente sobre el agente, en la civil habrá que tener en cuenta «la relación mercantil» existente entre el comercial y la compañía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí