GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
El Cascamorras, personaje enviado por los accitanos a Baza (Granada) cada 6 de septiembre para hacerse con la imagen de la Virgen de la Piedad, regresa mañana al municipio granadino de Guadix, tras intentar sin éxito su empresa, en una fiesta que se celebra por primera vez tras la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.
Como es tradicional, los accitanos recibirán con desagrado al Cascamorras, que regresa a casa con las manos vacías, y posteriormente a las 18.30 horas se realiza, desde la estación de Renfe, una carrera por las principales calles de Guadix que acaba con la fiesta de la espuma junto al monumento de la calle San Miguel.
En la presente edición, la celebración continuará una vez finalizada la carrera en el Parque Municipal Pedro Antonio de Alarcón, donde una actuación musical pondrá el broche final a la fiesta, que hermana ambos pueblos.
El pasado día 6, unas 8.000 personas participaron en esta fiesta tradicional en Baza, una cifra que casi duplicó la del año anterior, cuando aún no era Fiesta de Interés Turístico Nacional.
El Cascamorras es una fiesta tradicional originaria de la Edad Media y que se ha ido transmitiendo oralmente de generación en generación a través de los siglos. Según la tradición fue un obrero morisco, Juan Pedernal, vecino de Guadix, el que descubrió la imagen de la Virgen de la Piedad que se encontraba enterrada y que quedó en poder de los bastetanos, custodiada en el Convento de la Merced.
Son entonces los vecinos de Guadix los que proponen recuperarla basándose en la vecindad de Pedernal y utilizan para ello un personaje peculiar denominado «El Cascamorras».
En la fiesta todos los participantes intentan manchar al Cascamorras con grasa y aceite, y siempre acaba totalmente embadurnado, dentro de un ambiente de camaradería y hermanamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí