GRANADA, 6 (EUROPA PRESS)
Los restos mortales de Francisca Fernández, la mujer de 75 años que falleció ayer tras ser hallada en su domicilio del barrio del Zaidín, en el número 18 de la calle Bailén de la capital, con tres heridas de arma blanca en el tórax, asestadas presuntamente por su marido, recibieron hoy sepultura en el cementerio municipal de San José.
Según indicó a Europa Press su sobrino, F.S.C., el sepelio se desarrolló entre «grandes muestras de dolor de numerosos vecinos y familiares» que asistieron a la misa y el entierro de la anciana. Especialmente afectado estaba el hermano del marido, Manuel, quien convivía con el matrimonio. Según F.S.C., su hijo, «padece una grave enfermedad, por lo que, con todo lo que se le ha venido encima, se encuentra realmente mal».
Poco antes de que Francisca Fernández recibiera sepultura, tuvo lugar una concentración en la plaza del Carmen, donde los representantes de las instituciones granadinas, que hoy guardaron cinco minutos de silencio ante las puertas del Ayuntamiento de la ciudad coincidieron en calificar como «intolerable» la lacra que estos días azota a Granada.
Y es que las primeras hipótesis apuntan a que el de ayer fue un nuevo caso de violencia de género, aunque la Policía Nacional a cargo de la investigación no ha confirmado aún tal extremo.
El marido de la víctima, Rafael Sánchez, que al parecer ayer intentó suicidarse después de presuntamente apuñalar a su mujer, continúa grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico de Granada, según informaron hoy a Europa Press fuentes sanitarias.
El hombre de 74 que ayer fue intervenido quirúrgicamente al ingresar en el hospital en estado de «extrema gravedad» evoluciona favorablemente de sus heridas, una de ellas penetrante en el tórax, y no precisa ventilación mecánica, según las fuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí