GRANADA, 06 (EUROPA PRESS)
Los representantes de las instituciones granadinas, que hoy guardaron cinco minutos de silencio ante las puertas del Ayuntamiento de la ciudad en homenaje a la última víctima mortal de la violencia de género, Francisca Fernández, de 75 años de edad, coincidieron en calificar como «intolerable» la lacra que estos días azota a Granada.
Con banderas a media asta y luto en la ciudad, políticos y representantes de la asociación Convive-Granada se dieron cita en la plaza del Carmen para exigir «el fin de la violencia contra las mujeres», así como el «derecho a una vida digna y sin miedo».
En declaraciones a los periodistas, el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, valoró que la violencia de género «ha llegado a límites intolerables», por lo que instó a instituciones, responsables políticos y sociedad a «tomar conciencia de que, a pesar de que se trata de un problema complicado, no se puede tolerar».
El primer edil realizó un llamamiento a la sociedad granadina para «que el respeto y la paz en el entorno familiar se imponga», con el objeto, según dijo, de que «esta lacra, que lejos de ir retirándose en Granada se hace cada vez más patente, desaparezca».
En su opinión, la concentración de hoy es una buena forma de combatirla, así como una demostración de solidaridad hacia las familias afectadas. Asimismo, bajo su punto de vista, actos como el de hoy sirven «para motivar a todos en el convencimiento de que la violencia no sirve para nada».
Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial, Antonio Martínez Caler, afirmó que su Administración «se suma una vez más a combatir la violencia de género con la antiviolencia, al participar públicamente en el acto de repulsa a actos de esta envergadura», según argumentó.
Martínez Caler recordó que la Diputación colabora con todas las administraciones en los programas de igualdad y lucha contra la violencia de género con iniciativas desde el área de la Mujer del ente provincial.
El mismo rechazo a la violencia de género expresó la delegada de la Junta de Andalucía en Granada, Teresa Jiménez, quien valoró que «la sociedad no es suficientemente democrática para todas las mujeres», ya que, según dijo, «nos está exigiendo un precio demasiado alto por querer ser seres humanos libres e iguales».
Según aseguró, cada vez que se produce una agresión contra una mujer «se agrede también a una sociedad que queremos que sea diferente e idéntica para todos y todas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí