GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)
La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía presentó hoy el proyecto del primer Centro de Cría y Conservación de Especies de Aguas Continentales en Andalucía, que se ubicará en el Parque Natural de la Sierra de Huétor en Granada.
El principal objetivo de esta iniciativa, presentada hoy en rueda de prensa por el director general del Medio Natural de la Consejería, José Guirado, es «conservar el patrimonio genético de determinadas especies silvestres como el cangrejo autóctono de río, la trucha común y algunas especies de anfibios», así como recuperar otras especies propias de estos ecosistemas fluviales de media y alta montaña.
Precisamente, según informó la Junta en un comunicado remitido a Europa Press, entre las especies susceptibles de cría en el centro se encuentra el cangrejo autóctono de río, catalogado en peligro de extinción en Andalucía según la Ley 8/2003 de 28 de octubre de la Flora y Fauna Silvestres; la trucha común, que, según los últimos datos, gran parte de las singularidades autóctonas de las cuencas andaluzas están actualmente en peligro tanto por la fragmentación de su hábitat por obras de regulación, como por la mezcla genética con la trucha centroeuropea; y algunas especies de anfibios amenazados como el sapo partero bético, tritón ibérico y el sapillo moteado.
La instalación, que se ubicará en el monte público «La Ermita», perteneciente al término municipal de Huétor-Santillán, tiene un presupuesto de 1,8 millones de euros y constará de 28 estanques dobles rectangulares para la producción de cuatro líneas genéticas diferentes de cangrejo autóctono de río.
Asimismo, se crearán 20 estanques circulares para la producción de cuatro líneas genéticas independientes de trucha común; charcas naturalizadas, que integren paisajísticamente la instalación, para albergar una representación de las poblaciones andaluzas de diversas especies de anfibios más amenazadas; y una edificación con almacén, laboratorio, oficina, sala de incubación y alevinaje, vestuario y aseos.
Con este centro se espera poder «liberar» al medio entre 50.000 y 100.000 cangrejos anuales el mismo año de su nacimiento, permitiendo la reintroducción de cangrejos en 20-40 kilómetros de río al año. Asimismo, la producción de trucha común estará entre los 25.000 y 50.000 alevines al año, permitiendo su vuelta al medio en 10-20 kilómetros de río.
La situación de la instalación en un espacio natural de alto valor ecológico, así como su localización geográfica y accesos, posibilitan su utilización en programas de uso público mediante la realización de actividades como recorridos paralelos al río para interpretar la vegetación de ribera y la ecología del sistema fluvial; programas de voluntariado ambiental para la recuperación de ecosistemas fluviales; observación de aves, etc.
Este proyecto contempla dos fases previas: la primera de ellas supuso la elaboración del Programa de Conservación y Gestión del Cangrejo Autóctono de Río (2002-2007) y la segunda la del Programa de Recuperación de la Trucha Común (2004-2006), en ambas se realizó una caracterización genética que confirmó «el declive poblacional de ambas especies». En el caso del cangrejo se estima en 35 las poblaciones situadas en cabeceras de ríos.
Los problemas de conservación de las comunidades de cangrejos, trucha común y algunos anfibios de Andalucía son consecuencia de una serie de factores que afectan a todo el medio acuático andaluz, entre ellos la contaminación y la toxificación, por vertidos directos o a través del agua de escorrentía; extracciones de agua, directas o de derivaciones y trasvases; las alteraciones del cauce, por construcción de embalses o por obras hidráulicas menores; extracción de áridos; colmatación de la cuenca por la deforestación; pérdida de vegetación de ribera, etc.
La progresiva instalación de programas de depuración, las nuevas políticas del agua y con ella la defensa de caudales ecológicos, los controles de especies exóticas invasoras en medios naturales, etc. devuelven la idoneidad ambiental a nuestros ambientes acuáticos, que precisan de acciones de reintroducción y refuerzo poblacional que permitan recuperar los índices que originalmente tenían, actuaciones que podrán ser impulsadas y desarrolladas en las futuras instalaciones de Huétor.
Por último, la Consejería de Medio Ambiente pondrá en marcha próximamente la campaña «Orillas limpias, que no se note tu paso», en colaboración con la Federación Andaluza de Pesca, que pretende educar en la conservación a los pescadores continentales y costeros de la comunidad como garantes de la preservación de la riqueza de medio fluvial y marino de Andalucía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí