GRANADA, 4 (EUROPA PRESS)
Ecologistas en Acción consideró hoy que los informes oficiales le dan la razón sobre «lo innecesario» de otra balsa para abastecimiento en La Contraviesa, en la Alpujarra granadina, ya que, según afirmó, este año no habrá restricciones, a pesar de la sequía, «al controlarse el uso a través de una buena gestión».
En declaraciones a Europa Press, el coordinador provincial de Ecologistas, Javier Egea, explicó que un informe de Aguas y Servicios, agencia perteneciente a la Mancomunidad de Municipios de la Costa, dejó patente que «la balsa actual se encontraba al 90 por ciento de su capacidad», mientras que la Comunidad de Regantes del Río Trevélez aseguró la semana pasada que la infraestructura se encuentra «a más del 50 por ciento».
Por ello, achacó la falta de agua del pasado verano a la «mala gestión» y el «abuso» de los usuarios, ya que, según dijo, la actual balsa está destinada a «consumo humano» y no para «regar los campos e invernaderos» con ese agua.
En este sentido, aseguró que hay «suficiente» agua para uso doméstico con la primitiva balsa, si bien valoró que «si se construyera esta nueva balsa, en dos años volvería a faltar el agua ante el riego incontrolado y el despilfarro y crecimiento urbanístico desordenado de la costa», según manifestó.
Asimismo, Egea expresó sus sospechas de que «se está tramando crear un gran depósito, con dinero público y argumentos de solidaridad con la población, que avale los megaproyectos urbanísticos que hay en curso», entre los que se encuentran, según señaló, la edificación de 2.000 viviendas y un campo de golf en Rubites.
Por su parte, el delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Granada, Gerardo Sánchez, negó que el proyecto de construcción de la balsa de La Contraviesa atienda a «los planes urbanísticos de varios ayuntamientos».
En declaraciones a Europa Press, Sánchez indicó que el año pasado, «en el que no se construyó ninguna urbanización ni campo de golf en la zona», según puntualizó, los vecinos «ya lo pasaron lo suficientemente mal como para que las administraciones decidieran tomar medidas al respecto».
Así, el delegado insistió en que en 2005 «quedó patente que los vecinos padecieron la falta de agua», por lo que, según apuntó, «las administraciones coincidimos» en la necesidad de hacer una balsa nueva que garantice que, en las peores condiciones de sequía, haya agua para abastecer a los vecinos, según argumentó.
Asimismo, Sánchez manifestó que «este año no se ha probado ninguna modificación de planeamiento de la zona de la Contraviesa o la Costa, por lo que, según dijo, «la actitud del colectivo puede venir propiciada por el temor de algún agricultor a que sus viñedos se se vean afectados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí