GRANADA, 3 (EUROPA PRESS)
El Teléfono de la Esperanza de Granada ha registrado durante el presente año un aumento significativo de llamadas de inmigrantes de habla hispana que acuden a esta línea por la problemática social, tras su llegada al país y el incumplimiento de las expectativas.
En declaraciones a Europa Press, el director técnico del Teléfono en Granada, Antonio García, explicó que aunque el incremento no supone aún un «porcentaje muy elevado», sí es verdad que son «numerosos» los inmigrantes que «llaman y acuden a la sede por asuntos relacionados con separaciones de padres, hijos, etc.»
Al igual que en años anteriores, el número de llamadas que recibe el 958 25 15 16 se ha incrementado levemente en 2006, por lo que hasta la fecha son ya más de 2.000 las veces que los técnicos y voluntarios han descolgado el auricular del Teléfono para prestar ayuda.
Durante 2005, atendieron un total de 4.077 llamadas, cifra también superior a las del año anterior, 3.568, lo que demuestra el «buen funcionamiento» de este servicio, que se incorpora poco a poco a las nuevas tecnologías y «empieza a recibir mensajes por internet», indicó García.
La soledad e incomunicación, la depresión y la problemática familiar, por su amplitud, son las principales demandas del Teléfono, así como la pérdida de un ser querido y las separaciones, motivos por los que los afectados se deciden a llamar al Teléfono, que trata de «fomentar la calidad de vida emocional» de las personas que lo demandan.
Del registro de llamadas realizadas se desprende que los usuarios más comunes son mujeres de entre 30 y 50 años, seguidas por menores de 30 y en último lugar la franja de edad que supera los 50. No significa ello que «las mujeres tengan más problemas que los hombres», precisó García, sino que se «cumple el tópico del hombre fuerte».
Para atender el Teléfono en Granada, que además de recibir ayudas de la Junta de Andalucía y varias empresas para subvención cuenta con la aportación de la asociación «Amigos del Teléfono de la Esperanza», hay 60 personas preparadas –entre voluntarios y profesionales– para descolgar el auricular a cualquier hora del día, de forma gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí