GRANADA, 2 (EUROPA PRESS)
La mayoría de los bienes de las cuatro empresas del Grupo «Jamones Fernando S.L.» ha sido adjudicada provisionalmente, a la espera de que el juez lo apruebe de forma definitiva, en el segundo plazo previsto en el plan de liquidación, el de ofertas individuales, ya que no se produjeron ofertas globales por todos los bienes, según informaron a Europa Press fuentes de la administración concursal.
Dos secaderos, un restaurante en Trevélez (Granada) y un apartamento en Torremolinos (Málaga) son los bienes que están aún pendientes de adjudicación, para lo que disponen de todo el mes de septiembre para presentar ofertas, aunque con un 30 por ciento menos del valor de tasación.
En el caso de que finalizado el mes de septiembre, continúen sin adjudicarse los bienes pendientes de «Jamones Fernando S.L.» se llevará a cabo una subasta pública por la Ley de enjuiciamiento civil.
Al no haberse producido una vez abierto el plazo previsto para ello ofertas globales, los acreedores cobrarán un «poco menos», con unos valores mínimos tasados por Tinsa en 2004, según las fuentes.
El plan de liquidación fue realizado por la administración concursal después de que el Juzgado de la Mercantil de Granada ordenara la apertura de la fase de liquidación de la empresa tras rechazar el pasado mes de enero la admisión a trámite de la propuesta de convenio que planteaba asumir la deuda con una quita del 85 por ciento.
Este proceso es totalmente independiente a la reapertura del caso por la vía penal, en la que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Órgiva (Granada) ha citado a declarar para mediados de septiembre a familiares del empresario de «Jamones Fernando S.L.», Antonio Herrera, con el fin de averiguar dónde se encuentra, después de que éste, en paradero desconocido desde 2004, huyera dejando tras de sí una deuda millonaria con cientos de acreedores.
Según informaron fuentes judiciales a Europa Press, el juez decidió reabrir las actuaciones que en su contra se dirigen por la vía penal el pasado mes de mayo, aunque no ha sido hasta ahora cuando se ha levantado el secreto de las actuaciones para citar a declarar como testigos a la madre del empresario, la ex mujer, dos hijos y un cuñado.
Antonio Herrera, sobre el que hay dictada una orden de busca y captura nacional e internacional, está acusado de los delitos de estafa, apropiación indebida, alzamiento de bienes y contra la hacienda pública.
El mismo, que huyó en 2003 supuestamente con 23 millones de euros procedentes de los préstamos de más de 300 vecinos de la Alpujarra granadina, ha sido condenado ya por el Juzgado de Instrucción número 2 de Orgiva (Granada) a pagar un total de 93.600 euros a varios prestamistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí