GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
El 40 por ciento de los establecimientos de ocio en la provincia de Granada que lo precisa está adaptado a la Ley Antitabaco, a pesar del «malestar» que su adecuación ha generado en el sector, según informó hoy a Europa Press el presidente de la Asociación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Gregorio García.
El coste de la reforma de 18.000 a 30.000 euros, según dijo, va a suponer un «varapalo» a los 1.500 establecimientos de la provincia que hay que reformar, de los que 600 ya se han adaptado, precisó, y el resto «lo está haciendo».
Para ello, según indicó el presidente de la Asociación, o bien se intentan reducir los locales para que en ellos se pueda fumar o, con mamparas, se separa la zona de fumadores de la de no fumadores.
No obstante, García confió en que la Administración en las próximas reuniones conceda una «moratoria» a los hosteleros para que les dé tiempo a adaptarse y cumplir la norma «sin ningún problema», y lamentó «tener que hacer de policías» para no «pagar las multas».
Así, el presidente aseguró que «enfrentarse a los clientes es muy duro», por lo que la gente «está muy enfadada» por el contenido de la Ley que a partir de hoy deben cumplir los locales de ocio.
Ayer finalizó el plazo previsto de ocho meses tras la aprobación de la Ley Antitabaco para que los bares, restaurantes y locales de ocio de más de cien metros cuadrados adaptaran sus establecimientos a la norma, compartimentando totalmente las zonas de fumadores.
En caso de optar por permitir fumar, los locales hosteleros tienen que haber habilitado una zona de fumadores debidamente señalizada y separada –con un sistema de ventilación independiente– que no podrá superar el 30 por ciento de la superficie útil del establecimiento ni los 300 metros cuadrados, según la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, que entró en vigor el 1 de enero de este año.
El Ministerio de Sanidad y Consumo advirtió que los locales de más de 100 metros que no se hubieran adaptado a la normativa hoy serán considerados legalmente «espacios sin humo», por lo que no se podrá fumar en su interior.
A su juicio, «ha habido tiempo suficiente para realizar las adaptaciones» necesarias, aunque en el futuro se podrán hacer las obras en cualquier momento para habilitar la zona de fumadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí