GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
El alcalde en funciones y concejal de Mantenimiento del Ayuntamiento de Granada, Vicente Aguilera, atribuyó hoy a «un fallo humano» el escape de gas que ayer se produjo en las obras de la Avenida de la Constitución de la capital, por lo que anunció la apertura de un expediente sancionador a la empresa Inseasa.
En declaraciones a los periodistas, Aguilera aseguró que «la propia empresa ha reconocido que el escape se debió a una negligencia de un operario que manipulaba una máquina excavadora» y que, según dijo, perforó una de las conducciones de gas.
Así, precisó que la constructora tenía instrucciones para excavar «hasta una profundidad de 70 centímetros, cuando la máquina excavadora llegó a perforar hasta 1,40 metros». De esta forma, Aguilera negó que existiera error alguno en los planos de las obras.
En cualquier caso, el alcalde en funciones calificó de «ejemplar» la actuación de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil, a la vez que pidió disculpas a los 50 vecinos de los dos edificios que tuvieron que ser desalojados, si bien precisó que «los agentes decidieron tomar todas las precauciones posibles».
Por último, el edil afirmó que el Ayuntamiento no dudará en sancionar a la constructora, concesionaria del aparcamiento que se construye en la Avenida de la Constitución, «si se demuestra que la negligencia podría haber sido evitada». Asimismo, aseguró que le exigirá que repare los daños y perjuicios causados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí