GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El Patronato de la Alhambra y el Generalife prevé iniciar en el próximo mes de octubre los trabajos de retirada de los once leones de la fuente situada en el núcleo central del palacio nazarí y cerrar al público la Sala de los Reyes, en el mismo enclave, para proceder a su restauración.
Se trata de una las obras de restauración más ambiciosas de la ciudad-palatina por lo que significan las esculturas talladas en mármol de Macael, que durante un periodo de al menos dos años deberán permanecer en un taller para llevar a cabo con «cautela» su restauración.
El león número 4 de la fuente, el primero de los restaurados que permanece desde febrero de 2005 en el Museo de la Alhambra, permite a los visitantes apreciar las diferencias entre él y los que se encuentran en el patio, deteriorados y erosionados.
Aunque las labores de retirada se programaron de forma inicial para la primavera de 2006, fuentes del Patronato de la Alhambra consultadas por Europa Press indicaron que éstas «se han pospuesto hasta otoño», tras la temporada turística alta, para «incomodar a la menor gente posible».
El pliego de condiciones de los trabajos, para los que se ha previsto una inversión superior a los 600.000 euros, se ha finalizado y se ultiman «otros preparativos», según las fuentes, como es «la caseta que rodeará la taza de la fuente, que no sale del recinto», así como dotar al taller de «todo el material necesario».
El proceso de restauración se centrará una vez retirados los leones y llevados al taller en la eliminación de los depósitos calcáreos que tienen tanto las figuras como la fuente. También se renovará, según lo previsto, el circuito de agua del Patio de Los Leones y se restaurará la propia taza de la fuente que tiene una importante masa de piedra que limpiar.
La fuente presenta depósitos calcáreos y las caras de las figuras están bastante degradadas principalmente por la climatología y la erosión humana ya que es un espacio abierto en el que hace décadas «todo el mundo se hacía fotos y se subía y tocaba los leones», según el Patronato, aunque el mayor cambio se apreciará a simple vista en el color de las esculturas que recuperarán el blanco frente al aspecto gris actual.
Los doce leones de la fuente, que se atribuyen a Muhamed V y fueron realizados entre los años 1362 y 1391, dan nombre a todo el palacio. Esta fuente, de mármol blanco, es una de las más importantes muestras de la escultura musulmana y en su borde se encuentra esculpido un poema de Ibn Zamrak.
A comienzos del siglo XVII se le añadió otra taza que en la actualidad se encuentra en el jardín de los Adarves, junto con el surtidor que la remataba.
SALA DE LOS REYES
Pese a la restauración y retirada de los leones, el patio del palacio no se cerrará al público y podrá recorrerse de forma casi íntegra, ya que la cubierta de la Sala de los Reyes también va a ser restaurada al mismo tiempo y no se podrá visitar.
Dicha sala se encuentra al fondo del patio por el acceso de Arrayanes y se entra a ella por tres pórticos con arcos triples de mocárabes sostenidos por finas columnas.
Las pinturas que presenta la sala se encuentran en tres cúpulas de madera en forma de elipse, y forradas de cuero. La pintura del centro representa a los diez primeros reyes de la dinastía nazarí y las de las bóvedas laterales nos muestran escenas caballerescas y románticas.
A pesar de esto, las pinturas son claramente cristianas, lo que queda patente en la representación de temas musulmanes, mucho más torpe e imprecisa que la de los cristianos. Las pinturas de esta Sala se atribuyen a los reinados de Mohamed VII (1395-1410) o de Yusuf III (1410-1424).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí