GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
Ecologistas en Acción criticó hoy el «enorme impacto ambiental» que produce el hormigonado de un vial de tierra para convertirlo posiblemente en una carretera de acceso al Llano de la Perdiz dentro del Parque Periurbano Dehesa del Generalife en Granada y solicitó la paralización inmediata de las obras.
Según informó el responsable de Patrimonio, José García Martínez, en un comunicado remitido a Europa Press, los taludes de entre 30 a 50 centímetros de altura que se están configurando a un lado y otro de la carretera «pueden ser muy peligrosos para la circulación de personas y pueden propiciar incluso el vuelco de los vehículos que circulen por la zona».
Ecologistas en Acción Granada ha dirigido escritos a las Delegaciones de Cultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, al Patronato de la Alambra y Generalife y al Ayuntamiento de Granada en donde muestra «su rechazo a esta durísima intervención».
La misma, que se lleva a cabo desde la confluencia del camino que va al Parque de Invierno del Llano de la Perdiz y la que lleva hacia la Silla del Moro y que parte hacia el cementerio, la considera Ecologistas «demencial», no sólo por la dura intervención que se produce en un lugar natural, sino también por los «más que seguros riesgos» que van a sufrir los automovilistas al circular por este vial hormigonado y probablemente asfaltado con taludes a un lado y otro.
Los ecologistas señalaron en el comunicado que tras la misiva «no han recibido información de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía», que es la que tiene las máximas competencias sobre este espacio Protegido, sobre esta intervención y se preguntan también si la Delegación del Cultura y Patronato de la Alhambra tienen constancia de la misma.
Asimismo el grupo solicitó información a las diferentes administraciones con competencias en este espacio protegido sobre otra intervención que se está llevando a efecto en la zona donde se encuentra el Aljibe de la Lluvia, también en la zona de subida al Llano de la Perdiz, donde «se han realizado movimientos de tierras y la colocación de un enorme tubo de hormigón».
Los ecologistas indicaron que estas prácticas antiambientales van a causar «una degradación y la adulteración» de otra de las zonas emblemáticas de Granada, propiciadas por las propias administraciones que deberían tener el «máximo cuidado y la máxima sensibilidad ambiental» para las intervenciones que se llevan a efecto en zonas tan sensibles y valiosas como lo es el Parque Periurbano Dehesas del Generalife.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí