Un técnico y dos obreros concluyen las pruebas testificales previas al informe pericial
ALMUÑECAR (GRANADA), 21 (EUROPA PRESS)
Testigos presenciales del accidente de la A-7, en el que el pasado 7 de noviembre perdieron la vida seis trabajadores a consecuencia del desplome de parte de un viaducto en construcción en Almuñécar (Granada), apuntaron hoy a la conjunción de «varias causas» como motivo del desplome de la plataforma.
Las declaraciones realizadas hoy ante el juez instructor por parte de un técnico de seguridad y dos obreros portugueses, testigos presenciales del accidente, concluyen las pruebas testificales del siniestro, por lo que los peritos comenzarán a redactar el correspondiente informe.
El técnico, coordinador de seguridad, que se encontraba el día del accidente en la zona, explicó al titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Almuñécar, encargado del caso, que el accidente se produjo, en su opinión, por la suma de «varias circunstancias» y no una sola.
Aunque hoy estaban citados cuatro testigos, finalmente sólo acudieron tres, según informaron a Europa Press fuentes judiciales. Dos de ellos, los trabajadores portugueses, vieron el accidente al estar ubicados en el momento en el que éste ocurrió sobre el pilar al que debía llegar la cimbra.
Así, le relataron al juez instructor lo que vieron cuando se produjo el siniestro para lo que se valieron de una maqueta sobre la que indicaron «cómo caía la estructura» que no llegó a reposar en el pilar que ellos ocupaban.
Estas tres manifestaciones de testigos, tras no poder localizar al cuarto citado esta mañana, completan las realizadas el pasado mes de julio, cuando el juez tomó declaración a otras siete personas, y dan por finalizadas esta fase de la investigación judicial, que continuará con la elaboración del informe por parte de los peritos, que aportará las principales conclusiones sobre el siniestro.
Las declaraciones se producen después de contar el juez con la conclusión de los ensayos previos a la elaboración de los informes periciales, finalizados en junio, entre los que encuentran los relativos a las acciones e influencias, las características de los materiales, la cinemática de la caída y la superficie y mecanismos de fractura. El instructor ordenó hace meses la reconstrucción de la cimbra a tamaño real en Río Seco y pruebas posteriores en Galicia.
La Unión Temporal de Empresas (UTE) La Herradura –formada por Azvi, Proder y Obras Subterráneas– subcontrató para la ejecución del viaducto donde ocurrió el accidente a la empresa gallega Estructuras y Montajes Prefabricados, especializada en este tipo de obras, que a su vez subcontrató a la portuguesa Douro Montemuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí