MOTRIL (GRANADA), 16 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha desmantelado una red de estafadores, integrada por ocho individuos, que se valía de personas con «graves problemas de toxicología o alcoholismo» para realizar compras fraudulentas en la provincia. El importe estafado es de 452.000 euros.
Según informó la Policía en un comunicado remitido a Europa Press, las investigaciones comenzaron en mayo en Motril (Granada) con motivo de una denuncia de F.A.G. en la que se daba cuenta de los requerimientos por parte de las financieras para que hiciera frente a los primeros pagos de un vehículo nuevo y unas compras de electrodomésticos (televisiones de plasma, ordenadores, etc.).
Así, en dicho mes se iniciaron las investigaciones que derivaron en la ciudad de Granada, desde donde, según la nota, los encartados en las diligencias «promovían las actuaciones ilícitas» dadas sus «buenas relaciones» con los agentes de ventas de los concesionarios y los agentes comerciales de entidades bancarias.
El «modus operandi» consistía en captar a personas con «graves problemas de toxicología o alcoholismo», a los cuales les facilitan una «apariencia de solvencia», con objeto de poder acceder a préstamos de entidades bancarias y financieras para la adquisición de vehículos nuevos.
Una vez sacados los coches de los concesionarios, les hacían firmar un «contrato en blanco» y procedían a su transmisión a concesionarios de compra-venta u otros particulares en un plazo muy corto de venta, dos o tres días, con objeto de que cuando se detectara el fraude, la «reserva de dominio» que impediría dicha transmisión, no pudiera hacerse efectiva dado que el vehículo ya ha sido transferido.
Igualmente acudían a entidades bancarias con objeto de facilitar préstamos que eran avalados con «nóminas falsas», en las que presentaban al igual que para la adquisición de los vehículos con contratos ficticios, informes de vida laboral falsos y declaraciones de la renta que permitían a las entidades conceder dichos préstamos.
De forma simultánea, los supuestos estafadores solicitaban con la misma documentación préstamos en entidades bancarias diferentes y en sucursales de provincia distintas a través de los comerciales en la provincia de Granada, eludiendo el registro del Cirbe (Centro de Intervención de Riesgos del Banco de España), al ser conocedores de que las anotaciones de dichas concesiones tardan un promedio de un mes en quedar registradas.
COMPRAS DE ELECTRODOMÉSTICOS
Los agentes también detectaron compras en tiendas de electrodomésticos con el mismo sistema de presentación de documentación falsa y personas insolventes a través de los detenidos, que por su buena relación con los vendedores evitan que existiera «desconfianza» entre estos y los clientes que «les facilitaban».
Las personas utilizadas a las que se les hacía llegar pocas cantidades de dinero «no eran conscientes» la mayoría de ellas del alcance de su actuación en dichas compras, así que cuando eran requeridos por parte de entidades financieras para hacer frente a los primeros pagos, manifestaban que a ellos les habían dado «muy poco dinero» de su participación en dichas compras.
Cinco vehículos nuevos han sido precintados y se han abortado numerosas operaciones que se hallaban en fase final de concesión. Asimismo, han sido intervenidos televisores, ordenadores y electrodomésticos. La operación policial sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. Los ocho detenidos han sido puestos ya a disposición judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí