GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
El sindicato CC.OO. acusó hoy al alcalde de Maracena (Granada), Julio Pérez (PP), de «persecución sindical» por el «despido injustificado» de tres trabajadores del Ayuntamiento, interinos desde hace más de seis años en el Consistorio, cuyo único «delito» ha sido «estar afiliados a un sindicato».
En rueda de prensa, el secretario de CC.OO. en Granada, Rafael Roldán, pidió al primer edil de Maracena que se «adhiera al diálogo» porque con la «actitud que ahora mantiene no se puede avanzar», a la vez que le anunció que si no lo hace «tendrá que enfrentarse» al sindicato que dirige.
Según explicaron los propios trabajadores afectados, previo a los hechos se había llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento para sacar a concurso siete plazas fijas en el Consistorio porque «había necesidad de cubrirlas», aunque en ellas trabajaba personal interino.
Sin embargo, el equipo de gobierno municipal decidió unilateralmente «romper» ese acuerdo y convocó tan sólo tres plazas que sacó a concurso, mientras cubría las restantes de nuevo con personal interino.
Ante esta situación, los tres trabajadores ahora despedidos que no lograron la plaza en el concurso oposición, pese a que dos aprobaron, no se presentaron a la interinidad porque, según afirmó una de ellas, María José Carrera, «habríamos caído en el montaje preparado», ya que entre las pruebas de selección había una entrevista personal, un «filtro», precisó.
Desde CC.OO. aseguraron que se trata de una «maniobra» del alcalde de Maracena, al que Roldán instó a que «deje de decir tonterías» para no contribuir a crear una «situación de nerviosismo» que perjudicará al municipio.
En opinión de este sindicato, los trabajadores –despedidos al no presentarse a cubrir de nuevo la plaza– han sido «expulsados de forma injusta e ilegal» del Ayuntamiento de Maracena, pese a contar con más de seis años de experiencia.
Por ello, pidieron la «readmisión» de los afectados a los que se les deben «restituir» todos los derechos, en lugar de «favorecer» a determinadas personas que ahora ocupan esos puestos, añadieron.
CC.OO., que impugnó el concurso, propuso también que se elabore una bolsa de trabajo y que el Ayuntamiento «respete el plan de estabilización laboral pactado» para lo que están dispuestos, si fuera necesario, a acudir a los tribunales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí