GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
La familia del poeta granadino Federico García Lorca aseguró hoy que le «gustaría» reunirse con los familiares de Dióscoro Galindo y Francisco Galadí, fusilados en Granada junto al poeta, pese a no compartir su intención de pedir la exhumación de los restos que se encuentran en la misma zona.
En declaraciones a Europa Press, la sobrina del poeta, Laura García Lorca, indicó que «estaría bien que nos reuniéramos en algún momento», aunque sostuvo su misma opinión ante la exhumación de los cadáveres, de cuyo fusilamiento se cumple el 70 aniversario la próxima semana.
En este sentido, la sobrina del poeta, que manifestó desconocer la decisión de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de representar a los familiares del maestro y el banderillero fusilados también en Alfacar de acudir a la vía judicial para pedir la exhumación, indicó que el encuentro entre ambas partes «no se ha realizado» pero desearía que se llevara a cabo en «algún momento».
Por su parte, la Asociación anunció su decisión de acudir en septiembre a la vía judicial para evitar, según dijo su presidente, Francisco González, que «siga transcurriendo el tiempo sin que se produzca hecho alguno ni a favor ni en contra».
En declaraciones a Europa Press, González explicó que se trata de «un paso más» que pretende simplemente «dignificar a las víctimas» para darle un «enterramiento acorde con nuestra cultura».
Junto al poeta Federico García Lorca, el maestro Dióscoro Galindo y el banderillero Francisco Galadí fue fusilado también el banderillero Juan Arcoyas Cabezas, que no dejó descendencia.
Ante la postura contraria de la sobrina del poeta granadino, Laura García Lorca, que sostiene que la memoria histórica «no está en los huesos ni en las cenizas» del poeta, el presidente de la Asociación, que respeta su postura, reconoció que ello puede generar «cierto curioseo», si bien cuando «se trabaja a conciencia y con un punto de vista científico las cosas no son morbosas».
De llevarse a cabo finalmente la exhumación, un equipo de arqueólogos de la Universidad de Granada será el encargado de realizarlo, lo que supone una «garantía total» desde el punto de vista científico, según González, puesto que se hará con «todas las reservas y el respeto que un caso como éste exige».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí