Protección Civil realizó en las diferentes playas granadinas 241 asistencias por picaduras de estos animales
ALMUÑECAR (GRANADA), 8 (EUROPA PRESS)
La plaga de medusas que desde el pasado fin de semana impide el baso a los turistas en las costas granadinas está disminuyendo en esta última jornada, en la que sólo dos playas en Almuñécar, San Cristóbal y Puerta del Mar, permanecen cerradas al baño con bandera roja por la presencia de estos incómodos animales.
Fuentes de Protección Civil consultadas por Europa Press indicaron que «con la entrada del Poniente las medusas tienden a desaparecer» por lo que, aunque continúa izada la bandera de prohibición en dos playas sexitanas, el número de estos invertebrados es menor que días atrás.
Las playas sexitanas de Velilla y La Herradura permanecen desde primera hora con bandera amarilla por precaución, al igual que Las Chuchas en Calahonda. En el resto de playas de la Costa Tropical se izó hoy la bandera verde, pese a que los barcos «limpiaplayas» continúan trabajando.
Así, las asistencias realizadas hoy (ayer fueron 230) por Protección Civil fueron 241. En Almuñécar, donde la plaga es más palpable, los voluntarios atendieron a 120 personas, aunque «la gente ha tomado conciencia», según las fuentes; en Motril, a 54; en Calahonda y Carchuna, a 28; y en Torrenueva, a 39 personas.
La situación en la costa granadina se va normalizando y no se han realizado cancelaciones en las reservas hoteleras, según el Patronato Provincial de Turismo, cuyo vicepresidente, José López Gallardo, consideró hoy que la «alarma es injustificada».
Las causas que se barajan para la proliferación de estos animales es la alta temperatura de las aguas de la zona –en torno a los 27,5 grados centígrados–, la acumulación de residuos y la escasez de depredadores de medusas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí