MOTRIL (GRANADA), 7 (EUROPA PRESS)
El secretario de la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, Rafael Lamelas, afirmó hoy que no cree que sea «alarmante» la situación de las playas del litoral granadino por la presencia de las medusas que «están apareciendo en todo el litoral» y pidió «calma y cautela» a la población.
En declaraciones a Europa Press, Lamelas explicó que «no se trata de un problema exclusivo de la Costa Tropical, sino que se extiende por todo el Mediterráneo por el aumento de la temperatura», a la vez que pidió que «no se exagere la situación» ya que la gente «se sigue bañando en las playas granadinas» por lo que «no se extiende la plaga a todo el litoral», precisó.
Así, el secretario de los hoteleros de la costa granadina indicó que la ocupación desde el 4 de agosto y hasta el 20 es superior al 90 por ciento, una cifra que «supera en varios puntos a la Costa del Sol», manifestó Lamelas, «gracias a la fidelidad de la gente, sobre todo, procedente de Madrid, Jaén y la propia Granada».
Pese a ello, Lamelas reconoció que ya han sido varios los turistas que a la hora de reservar «preguntan por las medusas» debido al «efecto de alarma» que se está generando, aunque «no se trata de una inquietud real hasta el momento», al menos, entre los hoteleros porque la situación «no es tan negativa».
Respecto a la propuesta realizada el pasado año por el Centro de Desarrollo Pesquero de Motril de instalar redes para evitar plagas de medusas, estudio realizado a petición de la Mancomunidad de municipios de la costa y la propia Asociación, Lamelas indicó que «quizá sea adecuado trabajar en serio en este sentido de cara a la próxima temporada» puesto que este es el segundo año consecutivo con medusas.
En su estudio, el director del Centro de Desarrollo Pesquero de Motril, Rafael Jiménez, defendió la instalación de las redes y la pesca selectiva como «medidas complementarias» para evitar la plaga de estos invertebrados.
En concreto, se trataría de «redes anti-medusas» de nailon o plástico, que de forma temporal se instalarían con una altura de cinco metros para atrapar a estos organismos. Según dicho estudio, cubrir los 30 kilómetros de litoral granadino de redes supondría una inversión aproximada de 600.000 euros, incluyendo la instalación y su vigilancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí