GRANADA, 7 (EUROPA PRESS)
Las carreteras que dan acceso a la costa granadina registran retenciones de hasta 18 kilómetros por la gran cantidad de vehículos que las transitan y se ven obligados a atravesar municipios costeros como es el caso de Torrenueva.
Según la Dirección General de Tráfico, la mayor retención se registra en la N-323, en los kilómetros 190 y 172, sentido Motril, donde la circulación es irregular, lenta con paradas esporádicas.
Asimismo, en la N-340 hay circulación condicionada, a velocidad moderada, a la altura del kilómetro 375 en ambos sentidos, Cádiz y Barcelona.
La afluencia de turistas y población que se desplaza desde otros puntos de la provincia genera un volumen de tráfico mayor en estas fechas que provoca retenciones casi diarias, que se incrementan notablemente los fines de semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí